Ir a contenido

La muerte súbita mata a más jóvenes que el cáncer y los accidentes juntos

Cada 4 días fallece un español menor de 35 años por una arritmia maligna

BEATRIZ PÉREZ / BARCELONA

Demostración del uso del desfibrilador, en el Saló de Cent del ayuntamiento, ayer.

Demostración del uso del desfibrilador, en el Saló de Cent del ayuntamiento, ayer. / FERRAN NADEU

La muerte súbita en jóvenes (hombres y mujeres) mata más que el cáncer y los accidentes de tráfico juntos. Hoy en día, en toda España muere súbitamente un joven de menos de 35 años cada cuatro días por culpa de una arritmia maligna. Así lo dice la Unidad de Arritmias del Hospital Sant Joan de Déu (Esplugues de Llobregat). Los expertos aseguran que la prevención y, sobre todo, la detección precoz de familias afectadas son la clave para poder disminuir estas cifras.

Este el eje sobre el que pivotará la segunda edición de la Jornada de Síndromes Arrítmicos relacionados con la Muerte Súbita (SAMS) que tendrá lugar este sábado en el Hospital Sant Joan de Déu de 8.30 a 18.15 horas. La primera edición de este evento dedicado a pacientes y familias se celebró en el 2015 y, dado el éxito, la Unidad de Arritmias del Sant Joan de Déu decidió abrirlo este año a otros centros. Es por eso que ahora lo celebra conjuntamente con el Hospital Clínic de Barcelona y el Josep Trueta de Girona.

"La muerte súbita se produce en pacientes que una hora antes se encontraban bien", explica Georgia Sarquella Brugada, especialista en arritmias pediátricas, cardiología familiar y muerte súbita en el Servicio de Cardiología del Sant Joan de Déu. "Es después, al hacerles la autopsia, cuando se descubre que tenían alteraciones genéticas", continúa. La médica insiste en la importancia de la detección precoz. Pérdidas de conocimiento o palpitaciones podrían ser indicativas de esta dolencia, pero la más importante son siempre los antecedentes familiares.

Diagnosticar precozmente una arritmia cambia radicalmente el pronóstico del paciente, ya que si sigue el tratamiento adecuado pasa de tener una enfermedad potencialmente mortal a tener una enfermedad crónica con un riesgo mínimo.

"Una vez se detecta algún síndrome arrítmico, tratamos al paciente con medicación, le ponemos un desfibrilador y lo concienciamos de que no debe hacer ciertas cosas, dependiendo de cada caso", explica la doctora Sarquella, quien afirma que, aunque la muerte súbita siempre existió, cada vez se conocen más las causas debido a los avances en genética.

ACTIVIDADES

La Jornada SAMS, gratuita, será de carácter científico y divulgativo para familiares adultos, pero también incluirá actividades para niños, como talleres creativos, cocina cardiosaludable, cursos de reanimación cardiopulmonar y uso de desfibriladores públicos. SAMS busca empoderar a los niños, futuros adultos, en el conocimiento completo de su condición, con la finalidad de hacerlos autónomos y conscientes para mejorar su calidad y longitud de vida.

Hospital de Sant Joan de Déu

La Unidad de Arritmias del Hospital Sant Joan de Déu es el centro de referencia para el tratamiento de arritmias pediátricas en España. Sus profesionales están dedicados a los trastornos del ritmo cardíaco, la muerte súbita y la cardiología genética. Según datos de la unidad, un 1% de los niños sufre algún tipo de arritmias.

0 Comentarios
cargando