Ir a contenido

Candidatos a la muerte prematura

Algunos productos son considerados sospechosos de estropearse con más facilidad que otros

CARMEN JANÉ / BARCELONA

Impresoras 

Hay estudios contradictorios sobre si algunas impresoras se bloquean después de un cierto número de usos. La OCU lo desmintió, pero algunos consumidores se quejan de que se obstruyen los conductos de tinta si no se usan mucho, lo que, a la larga, inutiliza el aparato. La organización critica que el juego completo de cartuchos, que viene con uno más pequeño de serie, cueste tanto como el aparato.

Lavadoras 

Tambores, resistencias y correas son tres puntos débiles de las lavadoras, que además se ven especialmente perjudicadas por la cal. También los detergentes acaban obstruyendo filtros y depósitos. Con la aparición de modelos electrónicos, el panel de mando es otro clásico de las reparaciones, capaz de bloquear una máquina solo por un fallo de 'software' o un calentamiento.

Medias 

Es ya historia que Dupont, la empresa inventora de las medias de nylon, tuvo que rebajar la calidad de su producto porque las ventas cayeron en picado tras la novedad inicial. Las llamadas medias indesmallables, que hace años se reparaban en mercerías de barrio, se han perdido por el camino y ahora los pantys se sustituyen con la misma facilidad que se compran. La supresión del refuerzo en la punta (que no la costura) no es casual.

Ropa 

Tejidos que pierden las características iniciales a los pocos lavados o piezas que se rompen con facilidad, como las cremalleras, son habituales en grandes cadenas de moda, que viven del consumo rápido y la sustitución compulsiva. Pero el auge del textil barato también ha llenado de estos productos las tiendas más pequeñas, que han entrado en la guerra por vender cada vez más a precios más económicos con productos de menor calidad.

Cafeteras

Las populares máquinas de cápsulas se bloquean muchas veces por la cal si no ha habido un mantenimiento correcto. Limpiarlas no es complicado y los fabricantes así lo aconsejan, pero muchas personas optan por comprar una máquina nueva en lugar de llevar a reparar la antigua. También se pueden encontrar con que pierden agua o se atascan tras no usarlas durante un tiempo.


Baterías

Las baterías incrustadas hacen obligatorio cambiar el aparato, con toda su circuitería, aunque solo falle la energía. A Apple, un grupo de consumidores le ganó un juicio por no poder cambiar las baterías del iPod, pero no por ello la multinacional alteró sus diseños en reproductores de música y móviles. Es más, se ha convertido en tendencia en los fabricantes de móviles. También los modelos son mucho más frágiles.

Cables de alimentación

La pieza más sensible de un aparato electrónico suele ser el cable eléctrico de alimentación, que en el caso de secadores, ratones, radios o cargadores suele venir soldado al mango mediante plásticos y sin reforzar adecuadamente, lo que hace que el cable eléctrico quede al descubierto. En aparatos de música, esta pieza suele ser un accesorio fácil y barato de cambiar.

Aspiradoras

La asociación de fabricantes europeos de electrodomésticos (Ceced) se ha comprometido a ampliar la duración garantizada del motor a 500 horas y a un mínimo de 40.000 flexiones del tubo de la aspiradora, después de numerosas protestas de grupos de consumidores que se quejaban de la poca duración de este componente de plástico.

Bombillas

Nadie espera que una bombilla dure tanto como la famosa del parque de bomberos de Livermore (EEUU), que lleva encendida interrumpidamente más de 115 años desde que alumbró por primera vez, aunque ha ido perdiendo potencia. Pero, para las LED de última generación, llegar a 20 años con un uso medio de cinco horas diarias sería un récord que todavía muy pocos han puesto a prueba en el ámbito doméstico.

Temas: Comercio Consumo

0 Comentarios