Ir a contenido

ESTUDIO DE LA FUNDACIÓN ANAR SOBRE LOS NIÑOS ATENDIDOS

Los casos de 'bullying' detectados se dispararon un 75% en el 2015

El aumento es atribuido a la mayor sensibilización pero también a un incremento del número de víctimas debido a las nuevas tecnologías

El 40% de los afectados sufren el acoso durante más de un año y el 70%, diariamente

Manuel Vilaseró

Vídeo de la campaña contra el bullying de la Fundación ANAR y Mutua Madrileña. / periodico

La atención que los medios de comunicación han prestado a los suicidos de niños sometidos a acoso escolar han tenido un impacto positivo a la hora de afrontar este fenómeno. Los casos de 'bullying' atendidos por la Fundación ANAR, especializada en la ayuda a niños y adolescentes en riesgo, se dispararon cerca del 75% el año pasado debido a este aumento de la sensibilización social que lleva a las víctimas o sus familiares a dar el paso de pedir ayuda. Una parte del aumento hay que atribuirlo, sin embargo, al crecimiento del número real de víctimas vinculado a la nuevas tecnologías, el denominado ‘ciberacoso’, que ha contribuido también a aumentar la gravedad de las consecuencias de estas conductas.  

Los datos figuran en el estudio presentado este martes por ANAR y la Fundación Mutua Madrileña y elaborado a partir de las llamadas recibidas en el teléfono de ayuda (900202010) de la primera entidad, que funciona desde hace 23 años. Si gracias a estas llamadas, en el 2009 se pudo intervenir en 154 casos, unos años después, en el 2014, la cifra ya había subido a 328 y el año pasado alcanzó los 573.

EL 30% LO OCULTAN A LOS PADRES

Críticas al teléfono del ministerio

La Fundación ANAR cree que la creación del teléfono de atención a las víctimas de acoso escolar anunciado por el Ministerio de Educación “no es una buena idea, porque creará confusión, al haber varios números para cada tema que afecta a la infancia”.

La iniciativa se ha paralizado por unas deficiencias técnicas en los pliegos del concurso, pero el ministerio ha confirmado que estará operativo para el comienzo del próximo curso. ANAR, que lleva 23 años al frente del único telefóno de ámbito nacional, se ha presentado al concurso.

En el análisis pormenorizado de los datos del 2015 llama la atención la intensidad con la que se sufren las conductas agresivas. En el 43,9% de los casos el acoso había durado más de un año, mientras que en el 70,6%, el 'bullying' tenía lugar diariamente. "El impacto que situaaciones como esta causan en el niño es muy grave. A veces las secuelas psicológicas duran toda la vida", ha advertido Benjamín Ballesteros,  director de programas de ANAR.

Otro dato llamativo es que el 30,7% de los niños lo habían ocultado a los padres, alegando una gran variedad de motivos: no hacerles sufrir, evitar represalias del colegio o los acosadores, el temor a una sobrerreacción, etcétera. La edad más habitual de padecer acoso son los 12 y 13 años, y respecto al sexo, el 51% de las víctimas son chicas.

INHIBICIÓN DE LOS COLEGIOS 

Entre los motivos que alegan las víctimas para sufrir el acoso, están ser poco hábiles en la relaciones sociales, estar fuera de la moda, defectos físicos, ser diferentes o sufrir discapacidades. Los responsables de ambas fundaciones han destacado que en general "los padres consideran que los centros escolares reaccionan tarde y cuando lo hacen se ponen de perfil".

"La tendencia general es ignorar el problema porque no conviene al márketing del centro", ha criticado Ballesteros, para quién "en todos los colegios hay acoso, otra cosa es que no se conozca". Las dos fundaciones han reclamado una ley de prevención de la violencia en las aulas que obligue a las escuelas a poner los medios necesarios para erradicar el acoso".

Junto al informe, las dos fundaciones han puesto en marcha una campaña dirigida a los jóvenes en la que alertan del papel clave que tienen los que participan como "espectadores" del maltrato. Dos vídeos que serán difundidos en las redes sociales por 'youtubers' y 'celebrities' con mucha audiencia juvenil invitan a no permanecer en silencio y a no reírse ante estas actitudes, porque "significa apoyarlas y convertirse en cómplice". También se han editado guías y folletos tanto para profesores como para alumnos.

Temas: 'Bullying'

0 Comentarios