Ir a contenido

castigo ejemplar

Cuatro mossos irán a prisión condenados por torturas

La Audiencia dice que hay razones de "repulsa y alarma social" para cumplir la pena, aunque la misma no exceda de dos años

El Consejo de Ministros del pasado 17 de febrero aprobó el indulto parcial de los agentes

J. G. ALBALAT / Barcelona

La Sección novena de la Audiencia de Barcelona ha acordado no suspender la pena de prisión para cuatro de los cinco Mossos d'Esquadra que fueron condenados por la Audiencia de Barcelona a cuatro años y nueve meses de prisión. Dicha pena fue ratificada después por el Supremo pero que el Consejo de Ministros del pasado 17 de febrero del 2012 aprobó el indulto parcial de los agentes.

La Audiencia considera que, aunque la condena actual de dos años de prisión y la falta de antecentes penales podrían ser condiciones para no tener que cumplir la condena, entiende la sala que "existen razones de prevención general y especial, de peligrosidad criminal, de repulsa y alarma social... que justifican el ingreso en prisión, para cumplir la pena impuesta, aunque la misma no exceda de los dos años".

La gravedad de la conducta perpetrada por los condenados y el hecho de que sean miembros del cuerpo policial, que por mandato constitucional tiene como función la de proteger al ciudadano, son los principales motivos que considera la sala para no aceptar la suspensión de la pena.

'Caso Lucian'

El caso comenzó en el 2006, cuando los agentes detuvieron por error a un ciudadano rumano llamado Lucian Paduraru. Días después, el hombre denunció que lo detuvieron ilegalmente y que le torturaron. Así fue como nació el caso Lucian.

El caso llegó a juicio con sentencia condenatoria de la Audiencia de Barcelona para los cinco mossos, confirmada después por el Tribunal Supremo. Jordi Perisse, Joan Salva y Manuel Farré, fueron condenados a cuatro años y nueve meses de cárcel. Fernando Cea, fue sentenciado a dos años y tres meses. Y García Avilés, a seis meses.

0 Comentarios
cargando