Ir a contenido

camino a las urnas

El PP duplicará el buzoneo electoral para aflorar el voto oculto

Los populares pretenden dar facilidades a quienes se avergüenzan de confesar que les votan

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, en una rueda de prensa.

El presidente del PPC, Xavier García Albiol. / periodico (EFE / TONI ALBIR)

El Partido Popular de Catalunya duplicará el buzoneo de propaganda electoral en algunas provincias, especialmente en el área metropolitana de Barcelona, para facilitar que sus votantes lleven desde casa el sobre y la papeleta que depositarán en la urna en las elecciones del próximo 21 de diciembre. Al envío subvencionado de papeletas, el PP sumará un segundo envío de 'mailing' pagado por el partido en municipios como Castelldefels, Santa Coloma de Gramanet o Badalona. El PP calcula que hay entre un 25 o 30% de votantes indecisos, situados en el 'no sabe, no contesta' de las encuestas', dentro del cuál está el "voto oculto" de ciudadanos que sienten "miedo" o "vergüenza" a confesar que votan a los 'populares'.

El presidente del PPC, Xavier Garcia Albiol, es consciente de que hay muchos ciudadanos que sintonizan con sus propuestas, pero luego no se atreven a coger la papeleta del PP en los colegios electorales. "En algunos casos vamos a enviar dos veces el 'mailing' para que la gente venga desde casa con el sobre cerrado", ha confirmado.

Al reforzar el envío de 'mailing' en algunas zonas, el PP quiere movilizar a ese votante que en unas elecciones generales apuesta por este partido pero en las autonómicas suele quedarse en casa. En las elecciones de septiembre de 2015, el PPC logró 11 escaños y confía en superar ese resultado si la participación llega al 80 o al 82% .

Subvención electoral

La ley orgánica electoral establece que los partidos tienen derecho a una ayuda para los gastos del envío de propaganda electoral, de papeletas y sobres a los domicilios de los votantes durante la campaña. Pero establece unas condiciones: se cobran unos céntimos por elector de una circunscripción que consiga cada partido, siempre que la candidatura obtenga allí un escaño y logre además formar grupo parlamentario. Es el caso del PP, que tiene 11 escaños obtenidos entre las cuatro provincias catalanas y grupo propio en el Parlament.

Para las elecciones catalanas de diciembre, la subvención asciende a 17 céntimos por elector, según el real decreto que aprobó el Gobierno a principios de noviembre en el que ordenó todas estas cuestiones. En él se establece que los partidos pueden pedir anticipos por los gastos electorales, que no superarán en ningún caso el 30 por ciento de la subvención que recibió cada cual en las catalanas de 2015.

Los beneficiarios de esta ayuda tendrán en cualquier caso que justificar la realización efectiva de esta propaganda para la que se concede la subvención. Cabe añadir que este gasto no se tiene en cuenta para calcular el máximo que pueden gastar los partidos en campaña; la ley impone unos límites, es decir que en España los candidatos no pueden gastar tanto como quieran, pero la propaganda enviada a los electores queda al margen.

0 Comentarios
cargando