Ir a contenido

EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Podemos desautoriza a Fachin y se desmarca del referéndum unilateral

Iglesias y Echenique esbozan un velado boicot al 1-O por "carecer de garantías"

Podem Catalunya llama a participar en la consulta como respuesta al PP y al 'régimen del 78'

XABI BARRENA / BARCELONA

zentauroepp39196732 gra522 c diz 06 07 2017 el secretario general de podemos170707154954

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el pasado 6 de julio en Cádiz. / EFE / ROMAN RIOS

Nueva muestra de que la dirección nacional de Podemos y la de su filial catalana no reman, precisamente, en la misma dirección. Superado el disgusto, en la madrileña calle de Princesa donde las huestes de Pablo Iglesias tienen su sede, del fracaso en la construcción de la confluencia catalana entre la fuerza lila y el nuevo actor construido alrededor de Ada Colau, el referéndum ha abierto una nueva vía de agua en la casa podemista. Este viernes, no bien había acabado el líder de Podem, Albano Dante Fachín, de llamar a la participación en el 1-O, eso sí, sin darle el carácter vinculante que pretende el Govern, el mismo Iglesias, y su mano derecha, el secretario de Organización, Pablo Echenique han arremetido contra el 1-O y, por extensión, contra Fachin.

"No hay que criminalizar esa movilización política, pero yo, si fuera catalán, no participaría en ese referéndum", ha dicho Iglesias en Cádiz, esbozando así la idea de un boicot al 1-O. El líder de Podemos ha expresado su respeto por la decisión de Podem, pero ha sido muy claro al afirmar que la postura de la dirección estatal coincide con la de la alcaldesa de Barcelona y el coordinador general de Catalunya en Comú, Xavier Domènech.

'SI YO FUERA CATALÁN...'

"El 1-O puede ser una movilización legítima, pero eso no es un ejercicio del derecho a decidir mediante un referéndum con garantías y eficacia jurídica", ha subrayado Iglesias, mostrando así su desacuerdo con la decisión de Podem Catalunya. También Echenique ha señalado que "si fuera catalán" no participaría en el 1-O por cuanto se trata de "una consulta sin garantías que no sirve para ejercer el derecho a decidir".

¿Y a qué se debe la salida en tromba de la cúpula podemista? Pues a la decisión unánime de Podem, el pasado jueves, de sumarse, otra vez, al 1-O. La fuerza lila oficializa así una especie de tercera vía referendista, que seguramente el sábado adoptará también Catalunya en Comú, basado en añadirse y promover la movilización, es decir, la participación, pero no acatar los resultados que puedan derivarse por cuanto esta consulta, para Podem, no cuenta con las garantías suficientes para entenderlo como vinculante. Dante Fachín hará campaña activa por la participación.

Podem decidió en votación el pasado 14 de junio sumarse al referéndum en los mismos términos que los expresados el jueves, aunque la sombra del ‘pucherazo’ aventada por alguno de los miembros del partido ha forzado que se debatiera de nuevo el asunto. Así, el jueves, la unanimidad, finalmente, fue absoluta.

Albano Dante Fachín ha señalado que el éxito del 1-O podría abrir un nuevo escenario que pasaría por obligar al PP a sentarse a la mesa. “Catalunya siempre ha sido pionera en los cambios del Estado. Cuando Catalunya avanza, avanza toda España”. Y es que, eso sí, el secretario general de la fuerza, Dante Fachin ha señalado como único culpable de que el referendo no sea vinculante “al inmovilismo del PP”, frente al discurso predominante en su propio grupo parlamentario de Catalunya Sí que es pot que acostumbra a poner el foco sobre el Govern.

'NO' A LA NEUTRALIDAD 

“No hay posibilidad de equidistancia” ha señalado Fachín como dardo envenenado a los ‘comuns’, “No es el referéndum que querríamos, pero la situación se deriva de la irresponsabilidad del PP. Una movilización masiva supondría una impugnación profunda del ‘régimen del 78’. Las cloacas del Estado o el espantajo de la intervención del Ejército aventado por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, son algunas de las razones por las que Podem señala que no cabe la neutralidad.

Las diferencias entre Podemos y Podem tienen su traslación orgánica dentro de la filial catalana. Así, el jueves, en el mismo cónclave, Fachín retiró algunas de las competencias del área que lleva el diputado Joan Giner, próximo a los postulados de Pablo Iglesias. Giner tildó la jugada de “error democrático”.

0 Comentarios