Ir a contenido

EL PULSO INDEPENDENTISTA

Puigdemont destituye a Baiget por dudar de la celebración del referéndum

El jefe del Ejecutivo decidió el relevo pese a la opinión en contra de la coordinadora del PDECat

El 'president' elige al moderado Vila, un hombre de su confianza, para ocupar la cartera de Empresa

NEUS TOMÀS / BARCELONA

Santi Vila y Jordi Baiget, con el conseller Toni Comin (en el centro), en una imagen del 2016.

Santi Vila y Jordi Baiget, con el conseller Toni Comin (en el centro), en una imagen del 2016. / FERRAN SENDRA

El 'conseller' de Empresa i Coneixement, Jordi Baiget, se ha convertido en la última víctima del 'procés'. Sus dudas sobre la viabilidad del referéndum y su temor a que las medidas que pudiese adoptar el Gobierno central acabasen afectando a su patrimonio familiar le han costado el cargo.

"Probablemente no podremos hacer el referéndum, y tendremos que hacer una cosa diferente", había confesado en una entrevista a 'El Punt Avui' publicada este lunes. Un pronóstico que nada tiene que ver con el que hace el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que solo tardó unas horas en destituirle.

La decisión tiene su miga porque el elegido para ocupar la cartera de Baiget es Santi Vila, una persona de la máxima confianza de Puigdemont pese a que veces pueda discrepar de la estrategia a seguir. Vila tomará posesión este martes por la mañana y seguirá temporalmente como titular de Cultura hasta que se designe a un nuevo 'conseller'.

El 'president' fue informado el domingo del contenido de las explosivas declaraciones de Baiget y ya fue consciente de la tormenta que se avecinaba. Estaba molesto no tanto por el miedo expresado por el 'conseller' a perder su patrimonio como por los dardos que Baiget lanzaba a la gestión del Ejecutivo ("una parte del Govern no estamos en el núcleo duro de las decisiones, y esto... esto genera lo que genera). Como era previsible, la CUP en público y ERC de manera más discreta expresaron su malestar. Los 'cupaires' salieron en tromba a exigir la destitución.

LOS HECHOS

A modo de cronología: A las 12.30 horas y tras el revuelo creado por sus palabras, Baiget aprovechó un acto con representantes de las diputaciones para asegurar que él no sería ningún "obstáculo" para la celebración del 1-O y negó que sus declaraciones pudiesen considerarse como una deslealtad hacia el 'president'. Pero, como pasa a menudo en política, una cosa es lo que se dice en público y otra es lo que pasa en los despachos.

Y a esa hora en el Palau de la Generalitat ya se avisaba de que "pasarían cosas", sinónimo de que Puigdemont tenía tomada la decisión de relevarle. Sin embargo, la coordinadora del PDECat, Marta Pascal, salió a defender el compromiso "claro, inequívoco y sin ninguna fisura" del 'conseller' con la hoja de ruta soberanista y aseguró que el partido llegaría hasta el referéndum con Baiget en el Govern

Cuatro horas después, a las 17.30, Puigdemont se reunió con el 'conseller'. En el encuentro, celebrado en el Palau de la Generalitat, el 'president' le dijo que no entendía sus declaraciones, le explicó que era muy difícil poder contar con él cuando el objetivo del Govern es celebrar el referéndum y le comunicó que había perdido la confianza en él.

Puigdemont telefoneó después a Vila para anunciarle que él era elegido y se vieron después, a las 19.00 horas, en la presentación del libro del delegado del Govern en MadridFerran Mascarell. Allí ambos hablaron para acabar de concretar algunos detalles. Dos horas después, se anunciaba el cambio.

LAS CLAVES

Tras la descripción de los hechos, algunas claves. La primera es que Baiget ha abierto la caja de los truenos porque ha puesto voz a las tensiones larvadas en el seno del Ejecutivo. La segunda es que se ha evidenciado el pulso que Puigdemont mantiene con su partido. Si algún alto cargo no está dispuesto a seguir, seguramente es el momento de apearse. Porque el 'president' ha demostrado que no le temblará el pulso. Ha querido demostrar a su partido que en el Govern manda él, aunque eso implica desautorizar a la coordinadora del PDECat, como ha pasado ahora y es probable que vuelva a suceder.

La duda es si en los próximos meses alguien más mostrará sus discrepancias. De momento, quien lo ha hecho es el 'exconseller' Francesc Homs, que en Twitter se mostró anoche muy crítico con la decisión de relevar a Baiget. 

El 'conseller' de Interior, Jordi Jané, y el secretario del Govern, Joan Vidal de Ciurana, son dos de los nombres que están en boca de todos. En círculos gubernamentales se señala que, de momento, Jané mantiene su lealtad a Puigdemont. Existen más dudas sobre el futuro de Vidal de Ciurana, que, como Baiget y Homs, es un hombre de Artur Mas

0 Comentarios
cargando