Ir a contenido

EL ESCENARIO POLÍTICO

Antoni Fernández Teixidó: "No habrá referéndum"

El dirigente de Lliures defiende la existencia de un espacio catalanista no independentista

El nuevo partido del exdiputado de CDC se marca como objetivo lograr grupo propio en el Parlament

Fidel Masreal

Antoni Fernàndez Teixidó

El exdiputado y exconseller de CDC Antoni Fernández Teixidó. / FERRAN NADEU

Antoni Fernández Teixidó, abogado, 'exconseller', exdirigente de Convergència (y muchos años atrás candidato del CDS de Adolfo Suárez y en su juventud abanderado de la izquierda) defiende con ahínco el proyecto en el que participa: Lliures. Un nuevo partido que quiere bucear en un espacio que considera "huérfano": el catalanismo liberal no independentista y progresista.

"Representamos el catalanismo político puesto al día, no inclinado a ninguna aventura independentista y de un liberalismo humanista", describe Teixidó. En la documentación de Lliures no se esconden los objetivos, incluso con un gráfico en el que se sitúa a todos los partidos en función de su catalanismo o españolismo y en el eje izquierda-derecha. Lliures se autoubica exactamente en el centro. "Es un espacio huérfano, no es el de CiU", asegura el 'exconseller', que en los últimos años en CDC se había convertido en el 'pepito grillo' no independentista de las ejecutivas del partido.

Ahora habla abiertamente de cómo no votó a JxSí y de que los 300 adheridos -pretenden llegar a 600 en junio- a Lliures provienen no solo de CDC y de Unió (la otra cabeza visible de la formación es el exdirigente democristiano Roger Montañola), sino hay quienes no han militado nunca. El 30% son jóvenes y el resto de mediana edad, de profesiones liberales, empresarios, estudiantes y trabajadores de la administración.

Teixidó defiende con vehemencia que no optan por la vía independentista porque "lleva al país a una derrota política". "No hemos de seguir por la confrontación, la desobediencia, la bronca, la insumisión, que nada tienen que ver con nuestro catalanismo", sostiene. "Sospecho que esta eventualidad no se producirá, que no habrá referéndum", responde cuando se le pregunta por qué opción se decantará el partido en la consulta.

¿INDEPENDENTISMO IRREVERSIBLE?

Pese a que su voluntad es la de irrumpir en la política con amabilidad y empatía, sostiene que el PDECat "ha abandonado el espacio tradicional del catalanismo" y se equivoca al afirmar que todo el catalanismo "ha mutado genéticamente y se ha convertido en soberanista". "¿Dónde está escrito que el independentismo es irreversible?", afirma. Y cita la bajada de apoyos al secesionismo en Quebec tras dos referéndums. "Hemos de negociar con el Estado el nivel de autogobierno, aspiramos a que crezca", defiende, admitiendo que tiene pocas esperanzas en que el Gobierno español. "Pero hemos de batallar para obligarlos", añade. Y recuerda que el lendakari, Íñigo Urkullu, afirma que la independencia no tiene sentido en el siglo XXI.

Lliures se presenta como un partido moderno, con una estructura sencilla, flexible, que toma como modelo a los demócratas de EEUU y que plantea elección de cargos por primarias, definición de incompatibilidades y una comisión de garantías. En el congreso de junio se definirá la ponencia política y organizativa y una dirección de unas 20 personas con un presidente y dos vicepresidentes sobre la que Teixidó dice que no hay nada decidido. ¿La financiación? Solo cuotas de militantes y aportaciones de personas a título individual. A la pregunta de si algún dirigente del PDECat o de la antigua CDC les ha dicho que, si pudiera, se añadiría al nuevo partido, Teixidó responde: "Si me lo hubiera dicho, no se lo diría, hasta que no entre en el partido".

LAS PRÓXIMAS AUTONÓMICAS

El objetivo: presentarse a las elecciones autonómicas y aspirar a ser "determinantes" con 200.000 votos que les permitan tener grupo propio. Cazando votos de CiU, de la abstención y tratando de arañar a la derecha y a la izquierda, batallando con Ciutadans y con el PDECat. "Aspiramos a hacerlo con un toque de cordialidad", sonríe Teixidó.

0 Comentarios