Ir a contenido

EL PASADO DEL JOVEN DIRIGENTE MORADO

La vida en catalán de Íñigo Errejón

Aprendió la lengua en Girona, la habla cada día en Madrid y tiene un acento tan estrambótico que nadie lo ubica

Quienes le conocen bien dicen que le fascina Catalunya y la idea de plurinacionalidad

Iolanda Mármol

Íñigo Errejón cuando vivía en Girona en el 2006

Íñigo Errejón, junto al responsable de discurso de Podemos, Jorge Moruno (con rastas), y Sergio Illanes, en Figueres, en el 2006. / periodico

Cuando bajó del escenario, en Badalona, al final de un mitin con Xavier Domènech, se le acercó un abuelo, que le cogió del brazo. "Chacho. Eres el que mejor catalán habla de todo el barrio", le dijo. Íñigo Errejón sonrió entonces de puro desconcierto, pero ese comentario le llevó a ahondar en la reflexión sobre la heterogeneidad de Catalunya, un pueblo, una cultura y una política por los que siente  profunda fascinación. Él sabe que no era el que mejor hablaba catalán en el acto, pero sí quien tenía un acento más singular, una forma de pronunciar que sigue descolocando a todo el mundo. "Cuando tú me escuchas ¿qué acento dirías que tengo?", pregunta de vez en cuando. Hay quienes le sitúan en un catalán de Lleida o de València o de haberlo leído mucho y hablado menos. En realidad, es solo el acento de un madrileño en catalán. Quizá algo tan poco habitual que ni siquiera hay forma de etiquetarlo. 

Cuando Errejón llegó a Girona, en el 2006, apenas conocía cuatro frases básicas, pero comprobó enseguida que una cosa era leer en catalán y otra entenderse con los payeses de l'Empordà (uno de sus lugares preferidos) a quienes --admite-- más que comprender, descifraba. Estuvo casi dos años yendo y viniendo mientras preparaba su tesis. Vivía en el Barri Vell, iba a la facultad de Letras a estudiar, le encantaba el Cinema Truffault, el bar El Forn, la plaça de Sant Domènech, los jardines John Lenon y escaparse de vez en cuando a Pla de l'Estany. 

Las  amistades que fue tejiendo allí le permitieron ahondar en la idea de plurinacionalidad que luego trasladaría a Podemos, y su obsesión por estar en un aprendizaje continuo le llevaron a seguir practicando cuando volvió a Madrid. Eso le permite hacer mítines en catalán y hablarlo todos los días cuando está en el Congreso, con compañeros de su equipo que son catalanes o con líderes de otros partidos como Gabriel Rufián Joan Tardà, de ERCFrancesc Homs, del PDECat, o Joan Baldoví, de Compromís.

GRUPO EN MADRID

Lo sabe bien el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, quien destaca la "fascinación" del secretario político de Podemos por el mundo en catalán. "Es algo de piel. Además, le ayuda en la comprensión de la plurinacionalidad, pero no hay un cálculo político. Siente amor por Catalunya y lo habla a diario con un subgrupo muy potente de catalanohablantes en el Congreso. Siempre nos dice que le corrijamos, pero la verdad es que lo habla muy bien", relata Domènech.

En ese grupo está la diputada Àngela Ballester, de València. "Es admirable su interés por seguir aprendiendo cuando no tiene ni tiempo para leer y está sometido a un gran nivel de estrés", explica. Y sonríe para poner un ejemplo. Cuando Errejón escribe en catalán y tiene alguna duda, le consulta. La última cuestión que le planteó es cómo se escribe "la humanidad". "Le dije que no es ‘l’humanitat’, como él había puesto, sino ‘la humanitat' pero no se conformó con eso y tuvimos que explicarle incluso la excepción a la norma del apóstrofo", añade.

OBRINT PAS, FELIU VENTURA

Adrià Porta, estrecho colaborador de Errejón en el equipo de discurso, pone en valor la evolución que ha tenido su fluidez en los últimos meses. Explica cómo en la campaña del 27-S tenía que hacer un esfuerzo de concentración para dar un mitin en catalán (no los lleva nunca escritos más allá de unas notas) y cómo, ahora, lo habla sin ataduras. 

"Le fascina la cultura en catalán. Siempre me recomienda algún grupo, se sabe las letras, conoce a todo el panorama musical de la izquierda en catalán", añade Porta. Domènech se suma a esta afirmación. "Le encanta. Absolutamente. Obrint Pas. Feliu Ventura. At Versaris. Cuando vas a su casa, está llena de música en catalán", cuenta.

El propio Errejón explicó su avatar político recientemente, durante una entrevista en TV-3 que se convirtió en récord de audiencia y en la que vino a demostrar que habla catalán, no solo en la intimidad. 

0 Comentarios
cargando