Ir a contenido

La princesa Corinna afirma que hizo "trabajos gratis" para el Gobierno español

En la segunda entrega de la entrevista en 'El Mundo', admite que el Rey le pidió que encontrara un trabajo para Urdangarin

La princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein habla, en la segunda entrega de sus declaraciones exclusivas al diario 'El Mundo', de su colaboración con el Gobierno español. Asegura que ha hecho para este "trabajos gratis" y que "nunca" ha recibido "un solo euro de los contribuyentes españoles". "La colaboración que he prestado al Gobierno español, cuando se me ha pedido, ha sido siempre delicada, confidencial. Son asuntos clasificados, situaciones puntuales que he ayudado a solucionar por el bien del país", apunta.

Corinna también reconoce que el Rey le pidió ayuda para encontrarle a Iñaki Urdangarin un trabajo "compatible con su posición", aunque el duque de Palma finalmente rechazó la oferta para entrar en la Fundación Laureus. La negativa, apunta, le decepcionó, aunque el propio Urdangarin le había pedido que le colocara, según explicó el diario en la primera entrega de la entrevista publicada este domingo.

"El Rey me pidio que ayudara a Iñaki a encontrar empleo apropiado en una organización internacional y reconocida. Cuando no aceptó la oferta de Laureus me sentí muy decepcionada", confiesa la amiga del Rey.

En esta segunda entrega de la entrevista --que se puede leer más ampliamente en El Mundo en Orbyt-- , la princesa, de 48 años, destaca su amistad con la familia real y advierte, en alusión a Diego Torres, que con sus declaraciones ha intentado implicarla en el caso Nóos facilitando una serie de correos electrónicos entre ella y el duque de Palma: "Si alguien quiere utilizarme contra la familia real que no cuente conmigo". Corinna, que trabaja en Londres como consultora internacional en la empresa Apollonia Associates, anuncia igualmente que no piensa volver a España mientras su presencia en el país "cause controversia".

"En la liga de los grandes"

La princesa también habla Corinna también reflexiona sobre su empleo y destaca que "la confianza y la reputación es muy importante" en su trabajo, que desarrolla en Europa Occidental, Rusia, los países del golfo Pérsio, EEUU y Latinoamérica. "Estoy en la liga de los grandes y competir ahí es muy duro. Ser mujer, y encima rubia, complica aún más las cosas", cuenta.

Esta alemana saltó a primera plana de la prensa cuando se supo que acompañaba al Rey en la polémica cacería de Botsuana en abril del 2012. En la entrevista en 'El Mundo', ella ha reconocido que mantiene una relación de "entrañable amistad" con el Monarca, al que conoce desde el 2004.

Temas: Caso Nóos

0 Comentarios