Ir a contenido

Dimite el alto cargo que afirmó: "Las leyes son como las mujeres, están para violarlas"

Castelao, recién elegido por el Gobierno presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española, cede pocos días después de su nombramiento

ANTONIO YAGÜE / Madrid

Twitter es un altavoz para los escándalos. José Manuel Castelao lo ha comprobado. A última hora de este viernes uno de los temas de conversación más comentados era el asociado al trending topic Consejo General de la Ciudadanía Española, un organismo poco conocido y menos dado al debate público. La razón; escandalosa. Unas declaraciones indignas y sorprendentes incluso para el foro de discusión más asocial de su, en ese momento, presidente.

El asunto lo destapa con acierto el diario El País en su edición digital. Según parece, el martes, en su segundo día como presidente de los españoles en el exterior, José Manuel Castelao declaró ante algunos consejeros de la mesa que se iba a ocupar de los temas de Educación y Cultura: "Las leyes son como las mujeres. Están para violarlas". Se ignora si había tomado más copas de vino de las debidas poco antes, pero Castelao, presidente del Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior --órgano consultivo y asesor perteneciente al Ministerio de Empleo-- a propuesta del Partido Popular, hizo enmudeder a los presentes en la reunión. En ese momento estaba reclamando el acta de la reunión a la Mesa de Educación, a quien le faltaba un voto para formalizar el documento. "No pasa nada. ¿Hay nueve votos? Poned diez. Las leyes son como las mujeres, están para violarlas", dijo, según han explicado varias de las personas que estuvieron en la reunión.

Jose Manuel Castelao Bragaña ha presentado su dimisión, según informa Cadena SER. Después de sus palabras tuvo que pedir disculpas públicas al finalizar el pleno en el que fue proclamado nuevo presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior. Ha durado poco en el cargo.

Las reacciones de los presentes a la obscena frase pronunciada en la reunión de marras no se hicieron esperar. Ana María Navarro, canaria y miembro del consejo por Venezuela, donde vive, explica que se quedó atónita. "Fue una frase absurda y desafortunada, y más viniendo de una personalidad como él, el presidente de un organismo", dice.

Barbaridad

Castelao Bragaña debió de ser el primer sorprendido de la barbaridad que oyeron sus propios oídos. Nadie sabe si dijo lo que pensaba en ese momento o no pensó lo que dijo, pero en cualquier caso el silencio que siguió a sus palabras debió de alertarle de que había traspasado todas las líneas rojas de la cordura. Asegura Castelao que su comentario se ha malinterpretado. "No siento para nada el sentido que la frase tiene y no es el sentido que yo le quise dar. Cité la frase, lo reconozco, pero en el sentido inverso, aunque no puedo achacar a otro una responsabilidad que es mía", ha explicado al diario El País.

Tras lo ocurrido, los miembros de la mesa redactaron un escrito --firmado por ellos y por otros delegados--, que entregaron al director general de Migraciones, Aurelio Miras Portugal, en el que exigían a Castelao Bragaña disculpas públicas. El presidente del consejo, gallego residente en Buenos Aires, ya presidió el Consejo cuando este organismo tenía otro nombre. Ahora volvía a ocupar el cargo a propuesta de la ministra de Empleo, Fátima Bañez; nombramiento que fue votado por el pleno del consejo, en el que recibió el 75% de los votos.

Explicaciones

José Manuel Catelao Bragaña, propuesto por Fátima Bañez para presidir el Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior, ha reconocido que pronunció la frase y ha pedido disculpas, pero no ha sido suficiente. Castelao, exdiputado del PP en el Parlamento de Galicia, y que también presidió el organismo dependiente del Ministerio de Trabajo en la etapa de Javier Arenas como ministro, ha asegurado que dimite por "motivos personales". En declaraciones a varios medios ha explicado que hizo "una referencia a la histórica frase que dice que la ley es femenina, está para violarla". "Pero que quede claro, fue en una reunión privada y en un contexto que de ninguna manera apuntaba a lo que la frase expresa, justamente al revés. Yo estoy completamente en contra de cualquier tipo de violación, soy un admirador educado y respetuoso de la mujer. Soy hijo de mujer, esposo de mujer y soy de una tierra Galicia donde la mujer ha tenido un papel muy importante", ha argumentado.

DELEGADAS OFENDIDAS

Jose Manuel Castelao, propuesto por la ministra de Empleo Fátima Báñez, realizó el comentario después de que en algunas consejeras le advirtieran de que una de las mesas, concretamente la de Educación y Cultura, no se había logrado los votos suficientes y reglamentarios para su constitución. La frase provocó la inmediata reacción de consejeras y consejeros, representantes de los emigrantes en diferentes países, que firmaron una carta exigiendo una rectificación y se la entregaron al director general de Migraciones Aurelio Miras Portugal. Entre las delegadas que se sintieron ofendidas, promovieron y firmaron la carta figuran Miriam Herrero, representante de Suiza; Vicenta Gonzalez, de Uruguay; Carmen Perez Poyón, consejera en Perú y Ana Maria Navarro, delegada en Venezuela. También suscribió la carta el anterior presidente del Consejo Francisco Ruiz.

El Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior es un órgano de carácter consultivo y asesor, adscrito al Ministerio de Empleo. Su finalidad es garantizar la efectividad del derecho de los españoles residentes en el exterior a participar en los asuntos que les conciernen y promover la colaboración de las administraciones públicas en materia de atención a la ciudadanía española en el exterior y personas retornadas.

EMPLEO NO COMENTA

Un portavoz del Ministerio de Empleo ha eludido pronunciarse sobre el comentario. Ha subrayado que Castelao tenía curriculo y experencia sufiente para el cargo y ha anunciado que tras su renuncia esta responsabilidad será asumida por la secretaria general de Emigración. Marina del Corral.

0 Comentarios