Ir a contenido

La gestión de la crisis

Mena reactiva con 10 meses de retraso cursos para desocupados

El Govern anunciará hoy el desbloqueo de 85 millones destinados a clases de formación

El PSC acusa a CiU de desviar fondos de la 'conselleria' a otros gastos del Ejecutivo

ANTONI FUENTES / ALBERT OLLÉS
BARCELONA

La Generalitat intentó ayer salir al paso del nuevo aluvión de parados colgándose una medalla, pero la estrategia se le volvió en contra. La Conselleria d'Empresa i Ocupació reaccionó al aumento de desempleados anunciando la puesta en marcha de cursos de formación y otras medidas destinadas a reactivar la ocupación. Una decisión que fue replicada con críticas unánimes de los sindicatos y la oposición por la lentitud del departamento que dirige Francesc Xavier Mena en la adjudicación de las políticas activas de empleo, para las que cuenta desde hace 10 meses con un presupuesto transferido desde el Gobierno central y la Unión Europea (UE) de 443 millones.

Hasta ahora, el Govern catalán ha publicado la convocatoria de cursos y otras acciones por un importe de 98,5 millones de euros. Una gran parte de estas medidas están todavía en fase de adjudicación o no han comenzado. El presupuesto total para cursos de desempleados es de 93 millones, de los que la partida más importante (65 millones) es para la formación de parados en centros colaboradores de la Administración. La secretaria de Ocupació, Esther Sánchez, explicará hoy cómo se repartirán 85 millones. El plan de choque de Artur Mas para hacer frente al incremento del desempleo aprovechará, además, fondos disponibles de los programas que subvencionan contratos en ayuntamientos, dotados con 130 millones. Desde la conselleria atribuyeron el retraso en la puesta en marcha de las políticas activas a la reforma iniciada para adaptar los cursos y las medidas a las necesidades de las empresas.

«INCOMPETENCIA» / Una explicación que no convenció al PSC. El principal partido de la oposicón cree que llueve sobre mojado ante una gestión que acumula «improvisaciones» con «insensibilidad social» e «incompetencia», en palabras del diputado Jaume Collboni. Los socialistas van más allá y aseguran que el Ejecutivo catalán está desviando partidas finalistas transferidas por el Estado para políticas activas de empleo a otros gastos de la Generalitat. Así lo admitió el pasado 26 de abril el secretario general de la conselleria, Enric Colet, ante el Consorci per a la Formació Contínua de Catalunya, integrado por sindicatos, patronal y la Administración.

La portavoz adjunta del grupo socialista en el Parlament, Laia Bonet, recordó ayer que el plan de choque anunciado ahora fue aprobado por la Cámara catalana a inicios del pasado mayo como un mandato al Govern que todavía no se ha cumplido. Ante todo ello, el PSC someterá mañana a votación, por segunda vez en una semana, la reprobación por parte del Parlament del conseller Mena.

La moción tiene pocas opciones de ser aprobada, como ya se vio el pasado viernes en el debate política general, ante la dificultad de PSC e ICV-EUiA de contar con el apoyo del PPC y de ERC para sumar la mayoría del hemiciclo.

0 Comentarios
cargando