Ir a contenido

LOS EFECTOS DEL 1-O

zentauroepp20813026 banco sabadell banc sant cugat171005192626

El gran engaño

Joan Tapia

La huida de empresas y bancos muestra los grandes costes de la independencia

Catalunya ha pasado de un clima de indignación por las actuaciones policiales del domingo a otro de inquietud, incluso alarma, a partir del miércoles. Las causas son varias: la exigencia de las CUP de una inmediata independencia y el acento insurreccional de la ANC sobre la huelga del martes, el discurso del Rey sugiriendo que una DUI tendría graves consecuencias, las fuertes pérdidas en bolsa de las 15 empresas del llamado Ibex catalán, la desconfianza de muchos ahorradores, el aviso del FMI de que una larga inestabilidad perjudicaría a la economía, la aparición de preocupados mediadores (Col·legi d'Advocats y Barça) para evitar una DUI…

Puigdemont captó algo y el miércoles hizo una comparecencia más reposada que la del domingo. Ya cocina una declaración de independencia 'light': pidiendo mediación internacional, cuando Europa ha condenado la violencia, pero explicitando que no intervendrá en los asuntos internos de un país democrático. La inquietud domina y el Sabadell y Caixabank han anunciado el traslado de sus sedes fuera de Catalunya. Los dos bancos catalanes (entre los cinco grandes españoles) no pueden permitir que sus clientes, catalanes o internacionales, crean que se quedan sin el paraguas del BCE. El dinero se funde ante el fantasma del miedo.

La preocupación es general y Jordi Basté, el líder de la radio catalana, conocido independentista, no ha dudado en afirmar que una DUI seria ahora un gran error. Y Santi Vila -la esperanza blanca de los moderados de la antigua CDC- ha hecho lo mismo en un artículo en el 'Ara'.

Catalunya ha pasado de un clima de indignación por las actuaciones policiales a otro de inquietud, incluso alarma, a partir del miércoles

Pero lo insólito sucedió el viernes cuando Artur Mas que proclamó -en el 2014- que independientes seríamos una feliz Holanda del sur, declaró al 'Financial Times' que Catalunya no estaba preparada para una independencia real. Luego lo desmintió, pero la transcripción está ahí: "Para ser independientes hacen falta cosas que aún no tenemos: control de infraestructuras, de fronteras, que la gente pague a la Hacienda catalana y una justicia que haga cumplir las leyes del Parlament. Hasta que esto no sea operativo la independencia no es real".

La cuestión del impuesto de sociedades

Y Xavier Sala Martín, el economista 'pope', asegura que la huida de empresas es poco relevante pues el impuesto de sociedades es estatal. A corto plazo -solo a corto- tiene algo de razón y solo porque Catalunya no será independiente. Si lo fuese, perder el impuesto de las grandes empresas sería terrible. Repito, terrible.

¿Han sido Artur Mas, Sala Martín y bastantes otros unos 'trileros' irresponsables que han montado un gran engaño? Madrid ha ayudado con el via crucis del Estatut, la escasa inversión pública, abundantes declaraciones estúpidas e insultantes pero… si Mas, el profeta del 2014, remolonea hoy ante el precipicio… si Junqueras se conforma porque los bancos no se van a Madrid sino "als Països Catalans"…

¿Tiene razón Ángel Ros, alcalde de Lleida, que cree que el 'procés' ha sido un torpedo en la línea de flotación de la economía catalana?

El martes, Puigdemont deberá explicarse. Y definirse.     

0 Comentarios
cargando