Ir a contenido

El inicio de curso

zentauroepp40075572 leonard beard170912200615

La hora de la verdad

Dolors Bramon

Hay que 'deseducar' sobre el islam y volver a educar en serio


Ya han pasado bastantes días para poder mirar atrás con la serenidad necesaria y rememorar los actos de tanta barbarie ocurridos en Cambrils y en la Rambla de Barcelona en agosto. Ahora es la hora de plantearse cómo explicar los hechos (o lo que sabemos de ellos) a las criaturas que ayer empezaron el curso escolar. Son dos las primeras cosas que me vienen a la cabeza al pensar en eso: un magnífico programa de 'Info-k' emitido por 3/24 y TV-3 el 27 de agosto, dedicado a los niños, y el sobrecogedor escrito de dos educadoras de Ripoll que expresaban su desesperación ante lo que consideraban un fracaso suyo. Exudaba decepción y dolor.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Me guardaré muy mucho de juzgar el trabajo de los docentes en general sobre el complicado tema del terrorismo que sufrimos, y tiendo más bien a responsabilizar a nuestros sistemas educativos. A menudo he dicho que todos estamos muy mal educados en temas de islam y que primero hay que 'desmaleducar' y luego empezar a educar de verdad sobre lo que es religión y lo que no lo es ni lo podrá ser nunca. Los musulmanes no pueden actuar como terroristas y al terrorismo no se le puede relacionar con el islam.

Hace tiempo que disponemos de un libro colectivo, 'El islam en las aulas' (Icaria-Antrazit, Barcelona, 1997), que podría haber sido muy útil si hubiera tenido más difusión. También he visto manuales de enseñanza del islam para EGB muy correctos, pero desconozco el uso que se ha hecho de ellos. Desgraciadamente, un 'Vocabulario de las religiones para medios de comunicación' del 2004 contiene bastantes imprecisiones sobre las creencias de los musulmanes, y una edición para jóvenes, promovida por la Dirección General de Asuntos Religiosos, también los tenía y espero que hayan sido subsanados. No critico a sus autores, ni a los editores, ni a sus lectores, e insisto en el desconocimiento del que se parte.

Manipulación psicológica

Con el poco bagaje que se tiene es muy fácil que los manipuladores puedan actuar impunemente. En el terrorismo actual –que no es islámico pese a que sus autores así lo digan–, sus esbirros actúan como cualquier grupo de manipulación psicológica y utilizan todos los medios posibles, sean presenciales o no. Recuerdo un programa de radio sobre sectas que conducía Guillermina Motta en el que ambas afirmamos muy alegremente que nosotras nunca nos dejaríamos convencer, pero un antropólogo jesuita y experto que también estaba presente aseguró que en cualquier momento se puede caer en el peligro. Más fácil será eso, pues, si no se tiene una sólida formación y la cabeza clara.

¿Que hay imanes que predican lo que no se ha de predicar? ¿Que los cuerpos policiales no dan abasto? Sin duda. Aquí hemos tenido dos casos denunciados por los propios musulmanes, como son los de los tristemente famosos imanes de Fuengirola y de Terrassa que dijeron que el islam permitía pegar a las mujeres. Ahora hay que advertir del peligro que supone que haya terroristas que digan actuar en nombre de Dios, porque la verdad es que, aunque no siempre parezca que esté por la labor que se le supone, no es asumible que de verdad Él ordene matar. 
 

0 Comentarios
cargando