Ir a contenido

pantallas

undefined39394621 file in this sept 20 2015 file photo creator showrunner170802142518

Los imprescindibles

Mikel Lejarza

El producto estrella de la televisión actual es, sin duda, 'Juego de tronos', una serie que entre sus características incluye que nadie es imprescindible en ella. De hecho en sus siete temporadas han muerto más de cien personajes y hasta las novelas originales creadas por George R.R. Martin han sido abandonadas por la propia historia del relato televisivo, que desde hace ya bastante, tiene vida propia. Pero hay dos personas que son la excepción a esta regla: sus dos creadores, David Benioff y Daniel Brett Weiss. Sin ellos, nunca hubiera existido esta serie tal y como la conocemos. Ellos son los imprescindibles.

Sin David Benioff y Daniel Brett, 'Juego de tronos' nunca hubiera existido tal y como la conocemos

Benioff, nacido en Nueva York y de familia adinerada y judía, tras dar diversos tumbos por la vida decidió trasladarse a Dublín a estudiar literatura irlandesa; y lo hizo en la prestigioso Trinity College, la universidad con la Biblioteca más bella del mundo. Allí, mientras trabajaba en una tesis sobre Samuel Beckett, conoció a otro judío que se encontraba estudiando a James Joyce y que había trabajado previamente entre otras cosas como asistente personal en la película 'The Viking Sagas', e incluso de Glenn Frey, uno de los fundadores del legendario grupo The Eagles, los del 'Hotel California'. Era Daniel Brett Weiss. Se hicieron amigos y cuando tres años después, en 1998, se reencontraron en Santa Mónica (California), comenzaron a escribir juntos. Su primer guion fue para una película que se iba a titular 'The Headmaster', pero nunca se llevó a cabo. Luego les contrató el director Wofgang Petersen ('El submarino', 'Troya') para adaptar un libro. Pero el proyecto tampoco logró llegar a ninguna parte.

Entre fracaso y fracaso, Weiss había escrito una novela basada en un video juego titulada 'Lucky Wander Boy' y trabajó en llevar al cine el juego 'Halo', con el mismo nulo éxito de anteriores proyectos. A su amigo Benioff las cosas le fueron mejor. También él escribió una novela, 'The 25th Hour', pero ésta fue llevada al cine por Spike Lee y protagonizada por Edward Norton. En el 2004 escribió el guion de 'Troya', la película en la que vimos las piernas a Brad Pitt; al año siguiente hizo lo mismo con 'Stay', que contó con Ewan McGregor y Naomi Watts en los papeles principales, y fue contratado como guionista para el largo 'Wolverine', de la saga X-Men, que se estrenó en el 2009.

Ambos son creadores, guionistas y productores ejecutivos de la serie de la HBO. Incluso han dirigido dos episodios

Pero para entonces, Benioff y Weiss ya estaban trabajando codo a codo en la adaptación de las novelas de Martin, conocidas como 'A Song of Ice and Fire'. El piloto de lo que sería la serie para HBO se puso en desarrollo en el 2007 bajo el título de 'Juego de Tronos'. La serie recibió la luz verde tres años después y se estrenó en el 2011 con ambos como creadores, guionistas y productores ejecutivos. Incluso han dirigido dos episodios de manera conjunta y, para decidir quién los firmaba, echaron una moneda al aire. Como resultado, Weiss firmó el primer episodio de la cuarta temporada y Benioff el titulado 'Walk of Punishment', de la tercera temporada.

En el 2014, ambos anunciaron que iban a dirigir, escribir y producir conjuntamente su primer largometraje, 'Dirty White Boys', y ya están trabajando en su siguiente serie: 'Confederate', en un EEUU en el que la esclavitud es legal.

0 Comentarios