Ir a contenido
Coches de la policía del estado de Delaware en Welmington, tras la sospechosa muerte de un hombre en silla de ruedas.

El paraíso fiscal de Delaware seduce a España

Olga Grau

Las grandes multinacionales comparten dirección postal con traficantes de armas y delincuentes

Las empresas del Ibex 35 usan siempre la misma justificación para argumentar que no operan en paraísos fiscales a pesar de que el informe anual de Oxfam identifica 969 sociedades de las grandes empresas españolas en territorios opacos de nula o baja tributación. El alegato que usan en su defensa es que la Unión Europea no ofrece una definición común de paraíso fiscal y que, por tanto, cada país tiene sus propios acuerdos en materia tributaria. Pues bien, si se considera paraíso fiscal alguno de los 48 territorios identificados por la legislación española, todavía se contabilizan 97 filiales pertenecientes a un total de 20 empresas del Ibex 35 en estos territorios con Santander en cabeza (19 filiales), seguido de ACS (13), IAG Iberia (13) e Indra (13).

Dentro de los territorios que no están en la lista negra española está Delaware, el destino favorito un año más del Ibex 35 con un total de 463 filiales (el año pasado 417). El segundo estado más pequeño de EEUU, por detrás de Rhode Island, tiene más sociedades registradas que habitantes (1,2 millones empresas versus 935.000 residentes). Las mayores compañías americanas del índice Fortune 500 de los EEUU han instalado en Delaware 19.000 filiales y el 65% de las subsidiarias que tienen en EEUU están en este territorio. 

Delaware no es un territorio con cero tributación, ya que en él se paga el impuesto federal de los EEUU, que es superior al impuesto de sociedades español, aunque no se tributa por el impuesto estatal ni por el local y hay grandes ventajas fiscales. Pero lo que de verdad resulta atractivo de Delaware es la facilidad con la que se crea una empresa (pocas horas), la nula información que se requiere para ello (menos que para hacer un carnet de biblioteca) y la confidencialidad de los pactos entre socios.

En Delaware todo es posible en términos de flexibilidad mercantil lo que resulta especialmente atractivo para las empresas que buscan confidencialidad y barra libre en materia de regulación. Por último, Delaware cuenta con unos tribunales (The Chancery Court) que son extremadamente ágiles y expertos en resolución de conflictos mercantiles.

Todo esto hace, que sin ser un paraíso fiscal, según el criterio de la OCDE, sí se sera un agujero negro por el que se evaden miles de millones de euros y en el que las multinacionales hacen y deshacen a sus anchas.

De las 463 firmas españolas domiciliadas en Delaware, el 81% comparten las mismas dos direcciones postales en la pequeña ciudad de Wilmington (70.000 habitantes). En el número 1209 de Orange Street estas empresas comparten domicilio con otras 300.000 de otros países. Una cifra similar tiene domicilio en la suite número 400 del edificio ubicado en el número 2711 de Centreville RoadViktor Bout, el traficante de armas ruso conocido como "el comerciante de la muerte", usó dos direcciones de Delaware, según una investigación que realizó The New York Times en el 2012. Un vecino de lujo para el Ibex 35 y el Fortune 500.

0 Comentarios