Ir a contenido

'Me gusta' lo que lees

Ricard Ruiz Garzón

Asociada a las etiquetas 'bajo', 'pobre' y 'flojo' para unos, y 'fácil', 'excelente' y 'entretenido' para otros, con una nota media de 6’1 formada a partir de 30 reseñas y 1.674 tuits. Así es 'Cinco esquinas', la última novela de Mario Vargas Llosa, según el análisis ‘emocional’ de Tekstum, la 'startup' catalana que, de forma pionera, ha empezado a aplicar el Big Data y la inteligencia artificial a los sentimientos que provocan los libros en la red.

Con este y decenas de ejemplos más en su web ('La templanza' de María Dueñas, asociada a los conceptos de 'genial' y 'perdida', 6’7 en el ránking; 'El mal camino' de Mikel Santiago, 'ameno', 'creíble' y 'pesado', 8’1; o 'La ley del menor' de Ian McEwan, con etiquetas destacadas como 'original' y 'maestría', 8’9), esta joven y emergente plataforma, cuyo algoritmo rastrea por internet más de 20.000 términos asociados a la experiencia lectora, está empezando a hacer realidad el sueño de todo editor: conocer más allá de las cifras qué piensan de cada libro sus lectores.

La 'startup' catalana Tekstum etiqueta qué piensan, o al menos qué dicen, los lectores de un libro

Sin embargo, las posibilidades de la emergente Tekstum, que ofrece en su web datos, gráficos y nubes de sentimientos con palabras como las mencionadas, no afectan solo a los editores. Como han anunciado sus responsables Marc Martínez y Marc Santandreu tras quedar semifinalistas en los Quantum Innovation Awards de la Feria del Libro del Londres, la herramienta, que este verano estará disponible en catalán, castellano e inglés, podría servir también como buscador emocional para lectores, como barómetro para libreros y como base para que los autores procesen las reacciones a sus obras.

Punta de lanza de un doble fenómeno en alza, el de la tecnología emocional y el del Big Data ‘cultural’, Tekstum es además un excelente argumento para el debate: para unos, es el futuro del libro en pleno auge; para otros, poco menos que la llegada del apocalipsis; y en cuanto a usted… ¿lo tiene claro? ¿Sí? ¿Tan pronto? Y, sin ánimo de prejuzgar, pero… esa valoración… ¿va más allá de una etiqueta?

0 Comentarios