Ir a contenido

POESÍA

Los poemas de Eliseo Bayo recuerdan el fin de la cultura azteca

EL PERIÓDICO
BARCELONA

El veterano periodista Eliseo Bayo (Caspe, 1939), que desde hace años cargaba con las teorías de su tesis doctoral inédita sobre la existencia de dos grandes civilizaciones globales sucesivas, una de raíz negra y otra asiática, cuyo legado ha sido tergiversado y ocultado (un planteamiento ante el que palidece incluso la Atenea negra de Martin Bernal), descubrió en los años 90 en México, donde ahora vive, un mundo nuevo en el que la destrucción de una cultura se produjo a gran escala. «Una cosa épica, una grandeza de maldad», explica. La experiencia del arrasamiento de las culturas centroamericanas («de la cultura, de los lazos sociales, de los monumentos) por los españoles (pero también, en un sentido más general, cualquier genocidio cultural) es la que inspira el libro de poemas Y el Cielo es nuestra casa (Unomasuno), que Bayo presentó ayer en el Cercle del Liceu de Barcelona.

El libro de Eliseo Bayo, que se enmarca en la cosmogonía del autor, es el primero de poesía que publica Bayo (aunque también son poemarios otros 13 de los 30 libros que tiene inéditos). Aunque los 84 poemas del libro no son estrictamente narrativos («no es una crónica de lo que sucedió en América», aclara el autor), la voz de un tlamantin, un sabio al que los españoles -«los franciscanos, que eran las SS de la época»- sonsacan información sobre el imperio que acaban de construir vuelve a rememorar esa experiencia al cabo de los siglos, que han transcurrido mientras él sobrevivía convertido en pez de piedra.

0 Comentarios
cargando