Ir a contenido

DRAMA

'Bestias del sur salvaje', antropología fantástica

QUIM CASAS

Tráiler de Bestias del sur salvaje. / periodico

Encasillar Bestias del sur salvaje, primer largometraje de su director, en un solo género, o en un género concreto y puro, resulta tarea bastante dificultosa. Es un productor típicamente independiente, de eso no cabe duda alguna, que plantea al mismo tiempo una visión antropológica de una mísera y pantanosa zona del sur de EEUU y un relato entre el estilo new age y lo que queda del realismo fantástico, todo contemplado desde la perspectiva de una niña negra de seis años que hace tiempo fue abandonada por su madre y ahora está a punto de perder a su padre, mentalmente inestable y con la sangre enferma.

La película bascula entre las imágenes poderosas de las visiones fantásticas de la niña (su relación con unas bestias gigantes) y las no menos determinantes de la naturaleza cambiante: el musgo, las aguas pantanosas, los reptiles, las cabañas de quita y pon o la tempestad casi bíblica que se lo lleva todo a su paso. En medio de esta relación entre la niña y el paisaje se cuelan otras imágenes, las de la contemplación por parte de Benh Zeitlin, un joven cineasta blanco y neoyorquino, de la cruda realidad de las comunidades en las pobres orillas del Misisipí. Documento y ficción se entrecruzan en un filme que fantasea y escruta un universo tan poético como en descomposición.

0 Comentarios