El Periódico

Català de l'Any 2016

DURANTE UNA RETRANSMISIÓN DEPORTIVA

Una periodista canadiense se encara en directo con varios hombres por una frase machista

Uno de los individuos, ingeniero de una empresa de electricidad en Toronto, ha sido despedido

La práctica de 'FHRITP' contra reporteras se ha convertido en habitual en EEUU, Canadá y Reino Unido

La reportera perdió la paciencia durante la retransmisión de un partido de fútbol del Toronto

YOUTUBE

La reportera perdió la paciencia durante la retransmisión de un partido de fútbol del Toronto

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Miércoles, 13 de mayo del 2015 - 12:01 CEST

Shauna Hunt, periodista de la cadena de televisión CityNews de Canadá, cubre cada fin de semana eventos deportivos. Y cada fin de semana, en sus retransmisiones, debe escuchar, mientras está en directo ante la cámara, todo tipo de comentarios machistas de individuos que pasan junto a ella. El pasado domingo, Día de la Madre en Norteamérica, se hartó y se encaró con algunos hombres por estos comentarios ofensivos. Uno de ellos, un ingeniero de una empresa de electricidad de Toronto, ha sido despedido.

Hunt estaba entrevistando a varios aficionados del club de fútbol de Toronto cuando por detrás pasó un hombre que dijo 'Fuck her right in the pussy', una frase de contenido sexual que en EEUU se ha popularizado hasta niveles inauditos, es conocida ya por sus siglas (FHRITP) y se ha convertido en la bestia negra de las reporteras de televisión que ven cómo espontáneos la pronuncian mientras ellas están en directo.

La reportera de City News obvió en un principio el comentario pero cuando oyó que otros hombres que estaban en la zona hablaban de lanzarle la frase de marras ya no se pudo aguantar y se encaró con ellos. "¿Por qué quieres hacer lo mismo?, le pregunta a uno de ellos. ¿"Quieres humillarme? Estoy harta. Oigo esto cada día, diez veces al día. Es poco respetuoso y degradante", afirma Hunt. "Es una frase bastante sustancial. No tiene nada que ver contigo", responde el hombre. "Cuando te diriges a mi micrófono, hablas a mi cámara y te diriges a los espectadores de mi cadena de televisión, es poco respetuoso", le afea ella.

TOLERANCIA CERO

Aparece entonces vestido con la camiseta del Arsenal Shawn Simoes, el ingeniero que ha perdido su empleo por el incidente. "Es jodidamente divertida", le suelta. "La dice todo el mundo, todo el tiempo. Es increíble", añade. ¿Qué diría tu madre si te viera hablar así?" le pregunta entonces. "Mi madre se moriría de risa", responde Simoes. Sus comentarios le han costado el empleo en la empresa de suministro de electricidad Hydro One, en la que hasta el martes trabajaba como mánager y cobraba 106.510 dólares al año.

La eléctrica ha confirmado el despido en su cuenta de Twitter subrayando que Simoes ha violado el código de conducta de la empresa, que incluye el respeto a todo el mundo tanto fuera como dentro del trabajo. "Cualquier acoso o discriminación tendrá tolerancia cero", ha apuntado Hydro One.

Las autoridades de Canadá tampoco piensan quedarse cruzados de brazos ante actitudes ofensivas hacia las mujeres. La policía de Calgary ha pedido a las periodistas que denuncien cualquier situación de este tipo para detener y presentar cargos contra quienes las acosen.

LA HISTORIA DE LA FRASE

La práctica de 'FHRIHP' surgió a raíz de un desliz que en enero del 2014 tuvo un reportero de la cadena Fox en Ohio que, sin darse cuenta de que estaba en directo mientras cubría el caso de la desaparición de una joven de 20 años, dedicó la frase de la polémica a la joven. El vídeo se hizo viral en YouTube y desde entonces ha recibido más de tres millones de visitas.

En EEUU, Canadá y el Reino Unido se ha convertido además en una moda practicada por el colectivo masculino para interrumpir a las periodistas de televisión que están retransmitiendo en directo.