El Periódico

SEGURIDAD VIAL

Los heridos en accidente de bici se han doblado desde el 2010

Desde el 2006, en España han perdido la vida casi 550 ciclistas en la carretera, uno cada semana

Los afectados admiten que circulan con temor y exigen más dureza "para que matar no salga tan barato"

Los heridos en accidente de bici se han doblado desde el 2010

CARLOS MONTAÑÉS

Ciclistas circulando este viernes por la N-II, donde el arcén es prácticamente inexistente y el tráfico, abundante. 

Viernes, 16 de junio del 2017 - 18:28 CEST

A Toni le encanta el ciclismo. Se mueve por la ciudad en una bicicleta plegable y suele escaparse con la de montaña cuando la logística familiar se lo permite. Hace unos meses le comentó a su mujer que quería comprarse una bici de carretera para salir los sábados por la mañana con un grupo de amigos. Ella no se lo prohibió, pero sí le hizo ver que le parecía muy peligroso, que aunque fuera con cuidado, cualquier conductor despistado o con una copa de más podía llevárselo por delante. En definitiva, que cuando saliera de casa con su ‘maillot’, ella se quedaría con el corazón encogido. Toni se lo pensó y descartó la idea; muy a su pesar. Esta historia real refleja un miedo que no debería ser. Es lo que sucede cuando en los informativos menudean las noticias sobre atropellos mortales. Desde enero, en carretera ya van 21 ciclistas muertos. Si se mira más allá, el canguelo aumenta: desde el 2010 y hasta el 2015 se multiplicó por dos la cifra de ciclistas heridos.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, el número de bicis implicadas en siniestros también se ha doblado en el primer lustro de la presente década (los datos del 2016 todavía se están cocinando). Mientras que en el 2010 eran 3.606 las bicis involucradas en un accidente, en el 2015 fueron 7.186. En cuanto a los heridos, se ha pasado de 3.429 a 6.925. Si se toman como referencia solo los heridos en vía interurbana, fueran o no hospitalizados, el crecimiento ha sido del 86% (de 1.139 del 2010 a 2.125 del 2015). Por el contrario, la cifra de fallecidos se ha mantenido más o menos estable. Aunque el número total de ciclistas muertos en carretera de los últimos siete años invita a la reflexión: 340. Si se aumenta a la última década, desde el 2006 han perdido la vida 548 ciclistas en vía interurbana, uno cada semana. Es justo señalar, sin embargo, que se está lejos de las cifras de principios de siglo pasado. En el 2001 y en el 2002 se dejaron la vida en el asfalto 156 personas que iban en bici.

LOTERÍA EN EL ASFALTO

“Claro que salimos más acojonados, porque es una auténtica lotería. Alguno hace el loco o no tiene ni idea, pero la mayoría nos ponemos el casco, seguimos las normas, señalizamos nuestras maniobras. Pero si el coche sigue sin dejar el metro y medio mínimo de distancia al adelantarnos, ten por seguro que seguiremos muriendo u haciéndonos daño. Aunque eso sí: no pensamos renunciar al ciclismo de carretera”. Artur pedalea a la altura de Vilassar por la N-II, una de las arterias catalanas en las que es más fácil encontrar grupos de bicis a primera hora de la mañana. En esta vía se disputan muchas carreras ciclistas, por su ubicación, las vistas y el trazado, llano y escasamente serpenteante. Este hombre, de 45 años, ha salido solo. Trabaja de comercial en una empresa de congelados y pedalea en carretera desde los 30, cuando su novia -hoy es su mujer- le regaló una preciosa bici italiana que todavía conserva. “Siempre me dice que si tuviera que comprarla hoy, no lo haría”, admite Artur.

Albert Garcia es el coordinador de la Coordinadora Catalana de Usuarios de la Bicicleta. Pide no hablar solo de conductores borrachos, porque a esos ya los da por perdidos. Lo dice porque los ebrios son solo una minoría entre “una inmensa mayoría que no conoce los derechos de la bicicleta en la carretera y que no respeta el metro y medio mínimo”. Por eso no le ve sentido a la campaña que anima a los ciclistas a salir más tarde de las nueve de la mañana, cuando se supone que los conductores bebidos y drogados ya están en casa durmiendo. "Si no son los borrachos, serán los domingueros. Respetar al ciclista o temer por su seguridad todavía no está en el imaginario colectivo de los conductores".

TIENDAS SIN CRISIS

A todo ello ha contribuido el evidente aumento del número de ciclistas de carretera. Uno de los indicadores para demostrar esta tesis, más allá de la observación, es la venta de bicis. En el 2013 salían de las tiendas 1.034.364 unidades. El año pasado fueron 1.115.034, un incremento del 7,8%.

Garcia es consciente del pánico que están generando la cantidad y la gravedad de los accidentes registrados en los últimos meses. "Claro que hay miedo. Está pasando que mucha gente que hacía bici ya no se atreve. Y en cuanto a los jóvenes, ¿qué padre o madre deja que su hijo se vaya a pedalear por una carretera nacional?".

Garcia denuncia también la reforma del Código Penal impulsada por el PP que "despenaliza los atropellos y que facilita que matar a un ciclista en carretera salga barato". El caso más conocido es el de Óscar Bautista, ciclista que murió en el acto tras ser arrollado por un camión en octubre del 2013. El conductor no pagó multa, ni fue a prisión ni le fueron retirados puntos del carnet. Su 'despiste' fue considerado "imprudencia leve" y la causa fue archivada. "Mientras matar a un ciclista no salga caro, lo tenemos jodido...".

'Globoesporte' reveló que el jugador había confesado su fichaje en una partida de póker con Neymar