El Periódico

FUNDADOR DE LA PLATAFORMA DE ACTIVISMO 'ONLINE' ACTUABLE

Francisco Polo: "Un solo ciudadano puede provocar cambios en el mundo"

JUAN FERNÁNDEZ / Madrid

Lunes, 13 de febrero del 2012 - 16:17 CET

Conectado. Francisco Polo, en el archivo de EL PERIÓDICO, el jueves.

En septiembre del 2010, el emprendedor social Francisco Polo (Valencia, 1981) estrenó en internet la plataforma de activismo ciudadano Actuable. En este tiempo, dos millones de personas se han apuntado ya a esta herramienta para provocar cambios sociales mediante el apoyo online de otros ciudadanos. Y los cambios son reales, como ha comprobado EL PERIÓDICO: la campaña impulsada por este diario a través de Actuable para terminar con el limbo legal de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) se ha saldado con éxito.

- ¿Qué es Actuable?
- Somos una plataforma de activismo online que ofrece a los ciudadanos un instrumento útil para que provoquen cambios en el mundo con campañas sobre asuntos concretos que les importan, normalmente ligados al medio ambiente, el consumo, los derechos o la lucha contra las injusticias. Buscamos empoderar a las personas.

- ¿Qué significa esa expresión?
- Empoderar no es dar poder a la gente, sino hacerla consciente del poder que tiene, que es mayor del que a veces creemos. Las campañas que hemos convertido en triunfos demuestran que un solo ciudadano puede provocar cambios en el mundo si se lo propone. Nosotros ofrecemos la herramienta. El tiempo en el que la autoridad actuaba sin contar con la gente ha pasado.

- ¿Suena bien, también a utópico.
- No son utopías, son victorias reales, como la de EL PERIÓDICO con los CIE, o la que consiguió un ciudadano frente a La Noria de Tele 5, o la que alcanzaron los vecinos de Lorca. Estos, a través de una petición en Actuable, obligaron a los bancos a que el dinero de las indemnizaciones por el terremoto se usara para arreglar las viviendas, no para pagar las hipotecas.

- ¿Cómo es la mecánica?
- La persona que pone en marcha una petición en Actuable ha de explicar en una carta en qué consiste el problema que quiere solucionar y a quién desea dirigirse. Cuando alguien se suma a dicha campaña, al suscribirla le está enviando un correo electrónico al responsable de quien depende ese asunto para hacerle ver el apoyo con el que cuenta la campaña. Es muy importante acertar con el destinatario. Si el autor de la petición contra La Noria se hubiera dirigido a Tele 5, no habría pasado nada. Pero tuvo la astucia de escribirle a las marcas que se anunciaban en el programa. Ese fue su acierto.

- ¿Y no es más fácil seguir los cauces tradicionales de denuncia?
- Cuando los problemas se abordan desde arriba, y no desde abajo, los cambios no llegan. Nuestra teoría del cambio es atacar las pequeñas causas que están en la base de los grandes problemas, porque así se genera el entorno adecuado para que se produzcan los grandes cambios. Le pondré un ejemplo: Rosa Parks.

- ¿Qué tienen que ver con ella?
- Un día, Rosa Parks decidió no levantarse del asiento del autobús que estaba reservado a la población blanca. Fue una decisión individual, pero generó un estallido social que acabó provocando el gran cambio. Si Rosa hubiese pedido una ley para acabar con la segregación de los negros, habría fracasado.

- Al activismo online a veces se le reprocha que se practica cómodamente desde el sillón de casa. Se le tilda de "activismo de vagos". ¿Qué tiene que decir?
- ¿Y por qué el activismo ha de ser agotador? ¿Quién dice que debas dar tu vida por ello? Aquí de lo que se trata es de provocar cambios. La posibilidad de provocar cambios sin esfuerzo es una virtud del activismo online, no una merma. Hay gente que no tiene tiempo para ponerse detrás de una pancarta, pero puede suscribir una petición y hacer que un problema se solucione.

- ¿Ustedes son las oenegés del siglo XXI?
- Si lo comparamos con un frente de batalla, las oenegés son la infantería y nosotros la caballería, un grupo que en un momento de la batalla entra en acción y, con más eficacia, consigue una victoria. Somos entidades de emprendimiento social, no una oenegé.

- ¿Y de qué viven?
- Ofrecemos nuestra herramienta gratis a los ciudadanos, pero también damos servicios extra a las oenegés, para ayudarlas a conectar con las personas que puedan estar interesadas en sus campañas, y eso sí lo cobramos. El equipo lo formamos cinco personas.

- ¿Cómo ha visto la campaña impulsada por EL PERIÓDICO sobre los CIE?
- Ha sido pionera. Es la primera vez que una empresa privada, pero con una fuerte vocación de servicio ciudadano, da el paso de convertirse, mediante esa acción, en una empresa social. Esperamos que se repita.

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, anunció el acuerdo tras la reunión de la junta directiva