El Periódico

TITULARES Las 5 noticias clave para empezar el día informado

OPERACIÓN POLICIAL

Detenidos otros cuatro nazis por la agresión ante la sala Stroika de Manresa

Los Mossos dan por cerrada la investigación tras 16 arrestos

El grupo está acusado de atacar a cuatro jóvenes con barras de hierro y puños americanos el pasado 23 de marzo

EFE / Barcelona

Martes, 10 de julio del 2012 - 10:25 CEST

Material requisado a los nazis detenidos por la agresión frente a la sala Stroika de Manresa.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a otros cuatro nazis, con los que se elevan a 16 los arrestados por pertenecer a un grupo de ideología nacionalsocialista que planificó una brutal agresión a unos jóvenes ante la sala Stroika de Manresa (Bages), ha informado este martes la policía catalana.

Los hechos sucedieron el pasado 23 de marzo, cuando una quincena de nazis armados con barras de hierro y puños americanos atacaron a cuatro jóvenes que esperaban para entrar en un recital de bandas de punk antifascistas organizado en la sala de fiestas Stroika. A consecuencia de la agresión, los cuatro jóvenes resultaron heridos de consideración y uno de ellos, menor de edad, permaneció varios días ingresado en la uci del Hospital Mútua de Terrassa al borde de la muerte. Además, un coche resultó incendiado por el lanzamiento de bengalas con los ocupantes en su interior.

Grupo criminal organizado

Con el arresto, este lunes, de otras cuatro personas por los delitos de asesinato en grado de tentativa, incendio, lesiones, daños y desórdenes públicos, los Mossos han dado por cerrada esta investigación, que en una primera fase llevó a la detención de 12 personas el pasado 13 de junio. De estas, nueve ingresaron en prisión, dos quedaron en libertad con cargos y la obligación de personarse quincenalmente en el juzgado, y el último, menor de edad, fue presentado a la Fiscalía de Menores.

El fiscal les imputa supuestos delitos de asesinato en grado de tentativa, lesiones con uso de objetos contundentes, incendio, tenencia ilícita de armas y pertenencia a asociación ilícita. Los detenidos forman parte presuntamente de un grupo criminal organizado cuya finalidad es el uso de la violencia para difundir su ideología.

Estructura militar

Según los Mossos, la mayoría de estas 16 personas están vinculadas a grupos de aficionados violentos del RCD Espanyol y del Real Madrid en Catalunya, y algunos de ellos militan o tienen relación con partidos y entidades de extrema derecha. La gran mayoría de los detenidos han protagonizado también presuntamente altercados y episodios violentos en celebraciones deportivas.

El grupo actuaba de manera jerárquica, de forma que un número reducido de personas decidía las acciones a emprender y la manera de ejecutarlas, mientras que el resto obedecía las órdenes, reproduciendo un sistema de funcionamiento militar. La investigación policial ha constatado que los integrantes del grupo nazi efectuaron una cuidada planificación del ataque y organizaron el viaje hasta Manresa desde distintos puntos de Catalunya en varios vehículos.

Represalia

Uno de los motivos que llevaron al ataque de Manresa fue la acción protagonizada anteriormente por jóvenes antifascistas para evitar un concierto nazi en el barrio barcelonés del Poblenou, el pasado Día de la Hispanidad. En aquella ocasión, jóvenes encapuchados lanzaron piedras y botellas contra un local donde se había programado un concierto impulsado por grupos de extrema derecha.

Los cuatro detenidos este lunes son Cristian A. H., de 21 años y vecino de Blanes (Selva); Daniel M. M., de 25 años y residente en Sant Vicenç de Castellet (Bages); y Alberto F. F., de 29 años, y Carlos P. J., de 21, residentes en Tarragona. Anteriormente, el 13 de junio habían sido detenidos Víctor E. G., de 24 años; Cristian T. S., de 26; José Manuel P. D., de 35; Ricardo P. N., de 27; Óscar R. R., de 33; Javier C. M., de 29; Cristian C. M., de 28; Daniel R. O., de 25; Jorge H. F., de 33; Genís V. P., de 23, y Antonio F. P., de 21.

TEMAS

El 4 de julio fecha clave; si se presenta a la pretemporada del PSG quedaría casi descartado