El Periódico

El Congreso tramita la ILP de los toros con el apoyo del PP, UPyD y UPN

Los populares justifican su voto por la belleza artística y la tradición del toreo

MANUEL VILASERÓ / Madrid

Martes, 12 de febrero del 2013 - 18:20 CET

El Congreso aceptará tramitar esta tarde la Iniciativa Popular Legislativa (ILP) que propone declarar las corridas de toros Bien de Interés Cultural (BIC) con el apoyo de los grupos parlamentarios del PP, UPyD de Rosa Díez y de la Unión del Pueblo Navarro, según lo han anunciado sus portavoces durante el debate en el pleno de la Cámara. En la votación, que se llevará a cabo al finalizar el pleno, el PSOE se abstendrá, y el resto de grupos, incluidos CiU, ERC e ICV votarán en contra.

El portavoz popular, Juan Manuel Albendea, ha evitado en todo momento cualquier referencia a la prohibición vigente en Catalunya y la a posibilidad de que la ILP la levante una vez aprobada, hacia el mes de septiembre, como había aventurado en declaraciones a las medios de de comunición. En su discurso se ha limitado a ensalzar la belleza artística y el arraigo cultural de los toros con un repaso por su presencia en la literatura y la pintura, con citas de García Lorca, Picasso, Dalí y Miró, entre otros. Una oda al toreo, en definitiva.

La diputada de CiU, María Surroca, le ha respondido que la cuestión no es ya "toros si, toros no" sino que "lo que se plantea es anular una decisión del Parlament de Catalunya legislando en una materia para la que el Estado "no tiene competencias". Andrés Torres Mora (PSOE) ha acusado al PP de usar la ILP de caballo de troya para perseguir "objetivos políticos ajenos a la cultura". "No somos partidarios ni de prohibir ni de fomentar", ha advertido el diputado solicista, recordando que la ILP obligaría a las administraciones públicas a subvencionar a los toros y a adoctrinar a los menores en la tauromaquia.

El republicano Alfred Bosch ha reprochado al partido popular "gastar dinero público en festéjos sádicos mientras desprotejen a los deshauciados", en referencia a la ILP de dación en pago que iba a debatirse a continuación.

Carles Aleñá, que tenía un año más de contrato, ha aceptado la oferta para quedarse en el Barcelona