El Periódico

Ayuntamiento de Madrid participará por primera vez en el homenaje a los fusilados en las tapias del Cementerio del Este

EuropaPress Madrid

Martes, 28 de marzo del 2017 - 17:53 CEST

El Gobierno del ayuntamiento de Madrid participará este sábado por primera vez en el homenaje que se rendirá a los aproximadamente 2.680 fusilados por el franquismo entre 1939 y 1945 en las tapias del Cementerio del Este (cementerio de La Almudena), una presencia institucional que se manifestará con la asistencia del tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente.

"Entendemos que es una iniciativa social que requiere de la presencia oficial del Ayuntamiento porque supone rendir homenaje a las víctimas del franquismo en Madrid expresando esa construcción de una política de memoria histórica que quiere hacer el Ayuntamiento", ha explicado Valiente en declaraciones a Europa Press.

El Consistorio "no pretende sustituir lo que hacen las organizaciones pero sí quiere estar presente porque es una obligación de Madrid como Ayuntamiento". Desde la asociación Memoria y Libertad, Tomás Montero ha confirmado que es la primera vez que habrá representación del Gobierno local en este acto, que se viene celebrando desde hace once años.

Con él se reivindica levantar un espacio que recuerde los nombres de todos los fusilados para "homenajearles y llevarles unas flores", además de convertirse en un punto "de memoria para explicar lo que fue la represión franquista".

Han confirmado ya su asistencia nombres como el poeta Luis García Montero, el cantautor Ismael Serrano, que interpretará 'Si se callase el ruido' y 'Al bando vencido', el hispanista Ian Gibson, la catedrática Mirta Núñez o la alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche. El acto comenzará a las 12 horas.

Un día antes, el viernes, se ha organizado como novedad una visita-homenaje guiada por algunas de las tumbas de los fusilados en colaboración con la asociación del cementerio. Comenzará a las 17 horas. El punto de encuentro es el Pórtico O'Donnell, en la avenida de Trece Rosas con la calle Santa Irene.

Considera que la gente quiere a los mejores y Bellerín lo es