• Jueves 17 abril 2014, 14:27 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

Urdangarin niega que la reunión para organizar el Valencia Summit fuera en la Zarzuela

El duque ante el juez Castro: "La Casa del Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló mis actividades en el Instituto Nóos"

Hoy también declara el secretario de las infantas García Revenga

Sábado, 23 de febrero del 2013 - 19:50h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
MARISA GOÑI / Palma / J. G. ALBALAT / Barcelona

Poco antes de la una del mediodía, ha llegado al juzgado el secretario personal de las Infantas y quien fuera miembro de la junta directiva de Nóos, Carlos García Revenga, cuyo nombre figura en varios de los correos aportados por Diego Torres. "Al juez, al juez", ha contestado a la prensa cuando le han preguntado por cuál ha sido su papel en Nóos. Revenga ha esperado su turno hasta las dos y media del mediodía, cuando ha terminado de declarar el duque.

El duque de Palma ha vuelto a decir que es inocente. ATLAS

Mover la secuencia hacia la izquierda Mover la secuencia hacia la derecha
Garcia Revenga, el secretario personal de las infantas, a su llegada a los juzgados de Palma.
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, acompañado por su abogado Mario Pascual Vives (d), a su llegada a los juzgados de Palma.
Iñaki Urdangarin llega a un juzgado de Palma, en febrero del 2012.

La última imagen del duque ha sido un visto y no visto en la rampa, donde el público apenas lo ha podido ver durantes unos segundos. Cuando le han preguntado por cómo ha ido la declaración, el duque se ha limitado a levantar el pulgar.

En su comparecencia en los juzgados de Palma, Urdangarin solo ha contestado al juez, a la fiscalía de la abogacía del Estado y a sus propio abogado.

La declaración de Urdangarin no ha tenido desperdicio.

El duque de Palma ha declarado que las cuentas en el extranjero no son suyas, y ha negado ninguna reunión en la Zarzuela para organizar el Valencia Summit. En cambio, ha declarado que la reunión fue en la alcaldía de Valenica, con Rita Barberà, o en el despacho del entonces presidente, Francisco Camps. El duque ha asegurado que Revenga no actuaba como tesorero de Nóos y que desconoce si este despacha con el Rey. También ha dicho que obtuvo un crédito de La Caixa, con una carencia de cuatro años, para la compra del palacete en Pedralbes, pero niega que el crédito lo negociara con Isidre Fainé.

El yerno del Rey ha explicado que su relación con Mercedes Coghen es de amistad y que fue ella que le propuso que él defendiera la candidatura de Madrid 2016, de lo cual él no cobró nada. De hecho, en su declaración ha repetido la misma letanía varias veces: "Yo de esto no cobré". Dice que no cobró de los fallidos Juegos Europeos, y que fue su exsocio Torres, quien le propuso que presentara la idea a Camps.

El duque ha negado tener cuentas en Suiza y cualquier relación más allá de la amistad con Álex Sánchez Bollinger (del que se había dicho que era su testaferro y sobre el que pesarían acusaciones de evasión de capitales).

Urdangarin asegura que le envío por e-mail a Corinna su currículo, a petición del Rey, para que representara a España a través de la Fundación Laureus.

Durante la declaración, se ha producido un momento de tensión, cuando el abogado de Torres, al oír al duque, le ha instado a que presente una querella si cree que los correos de su exsocio son falsos.

Impugnación de los correos

Urdangarin ha asegurado ante el juez José Castro que impugnará los correos de su exsocio Diego Torres. El duque de Palma ha mantenido, durante su declaración esta mañana en los juzgados de Palma, que es inocente y que en todo momento actuó pensando que lo hacía correctamente.

Previamente a su declaración ante Castro y de la Fiscalía, el duque ha leído un escrito en el que ha intentado desvincular de sus actividades a la Casa del Rey. El escrito textual ha sido enviado desde la Casa Real a las agencias EFE y Europa Press.

La Casa del Rey "no opinó, asesoró, autorizó o avaló" las actividades que Iñaki Urdangarin desarrollaba en el Instituto Nóos, según ha afirmado el propio duque de Palma.

"Quiero declarar que, como consecuencia de la entrega y difusión de determinados correos y documentación presuntamente relacionados con este procedimiento, se ha producido en las últimas semanas un desplazamiento del foco de esta instrucción, de los hechos propiamente dichos hacia un proceso público al pretendido papel de la Casa Real en los mismos", comenzaba el escrito.

"No asesoró, no opinó y no autorizó"

"A este respecto, declaro que la Casa de Su Majestad el Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que yo desarrollaba en el Instituto Nóos", ha continuado.

"Por el contrario, cuando tuvo conocimiento de la existencia de reproches políticos a las Administraciones públicas contratantes, la Casa de Su Majestad el Rey me trasladó las recomendaciones oportunas para que dejara de realizar una actividad que no consideraba adecuada para mi 'status' institucional y así lo hice", ha finalizado el duque.

Tras esta lectura, el juez ha estado preguntando durante 30 minutos al duque de Palma, que a continuación ha pasado a responder a las preguntas de los fiscales anticorrupción, Juan Carrau, Pedro Horrach, Miguel Angel Subirán y Ana Lamas.

Tras el turno de las fiscalía, hasta mediodía, ha llegado el de las partes, como la Abogacía del Estado, Manos Limpias y de las Comunidades Baleares y Valenciana.

Esta mañana, el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha bajado la famosa rampa de los juzgados de Palma poco antes de las nueve y cuarto de la mañana, un año después de su primera declaración ante el juez Castro por su imputación en el 'caso Nóos'.

Demacrado

El duque, visiblemente más demacrado y delgado que en su primera comparecencia ante el juez, ha bajado la rampa tras aterrizar en la isla en un vuelo a primerísima hora de la mañana. Esta vez solo ha dicho un "Buenos días" (el año pasado se detuvo ante los medios y dijo: "Vengo a declarar mi inocencia y defender mi honorabilidad"); y rápidamente se ha metido en el juzgado.

En la puerta, centenares de personas con banderas republicanas y carteles alusivos a la corrupción le han gritado y abucheado a su llegada. Hay más de 200 periodistas acreditados de unos 80 medios de comunicación.

Un año antes, descendió la misma rampa, después de haber dormido en el Palacio de Marivent con la Infanta Cristina. En esta ocasión, el yerno del Rey ha venido sólo y no ha descansado en el palacio estival de la Familia Real, que ha marcado ciertas distancias conforme avanza la investigación.

Urdangarin ha decidido declarar ante el juez. Hasta ayer, se barajaba la posibilidad de que, ante el juez José Castro, que investiga el 'caso Nóos', se acogiera a su derecho a no declarar para reforzar la estrategia de defensa de que se han vulnerado derechos fundamentales y pedir así la nulidad de la causa. Su abogado, Mario Pascual Vives, ya anunció que llegaría hasta el Tribunal Constitucional (TC) si no prospera el recurso ante la Audiencia Provincial de Palma, que hasta la fecha ha validado la instrucción de Castro.

Malversación, prevaricación y fraude

El yerno del Rey está imputado por malversación, prevaricación, fraude a la administración, falsedad documental y tráfico de influencias. Un listado que recientemente, tras recibir el informe de la Agencia Tributaria, incrementó el juez Castro con tres delitos fiscales por defraudar a Hacienda casi medio millón de euros entre el 2007 y el 2008. Dos de estos delitos corresponden a Aizoon, la empresa que Urdangarin comparte con su esposa, la infanta Cristina.

El magistrado también se interesará por las cuentas en el extranjero, adónde según la investigación fueron a parar parte de los caudales captados por el Instituto Nóos y sus derivados, sirviéndose entramados financieros creados con la intención de ocultar sus últimos beneficiarios. Además de los convenios de Valencia y Baleares, cuyas administraciones desembolsaron 5,8 millones de euros en la fundación, Castro también interrogará a Urdangarin sobre Madrid 16, entidad que pagó 144.000 euros a la Fundación Cultura Deporte e Integración Social por unas prestaciones ficticias, según la investigación. También deberá aclarar el papel jugado en sus negocios por la Casa Real, incluido el Rey, de quien su ex socio Diego Torres dijo que “era el jefe”, apoyado en la lectura de varios correos electrónicos.

Anterior visita a los juzgados

En su anterior comparecencia, Iñaki Urdangarin defendió la legalidad de todos los convenios y dijo que, en caso de haber irregularidades, corresponderían a Torres, su mujer, y los hermanos de esta, que ocupaban diferentes puestos de gestión y administración en Nóos. El limitó su papel al de un mero relaciones públicas. En los próximos minutos se sabrá si en esta segunda cita ante Castros, Iñaki Urdangarin opta por hablar o se acoge a su derecho a no declarar. A la una del mediodía, está previsto que se inicie la declaración de Carlos García Revenga, secretario de las Infantas y ex tesorero del Instituto Nóos, a quien Torres sitúa con sus correros como el supervisor de la Casa Real.

La honorabilidad de la Casa del Rey

En caso de declarar, el duque de Palma mantendrá la legalidad y corrección de los convenios suscritos con las diferentes administraciones públicas y descargará la responsabilidad sobre su exsocio, Diego Torres, su esposa y sus cuñados, los Tejeiro. Sobre las espaldas de Urdangarin ya no está solo su propia defensa, sino también la honorabilidad de la Casa del Rey.

"El jefe era el Rey", llegó a afirmar el pasado sábado Torres, apoyado en documentos y correos electrónicos reveladores de la intervención del monarca en los negocios de Urdangarin y de la supervisión y asesoría que recibía este de destacados miembros de Zarzuela, como Casa del Rey. El letrado de Urdangarin ha apuntado la posibilidad de solicitar la nulidad de esos correos como prueba. Entre ellos había comunicaciones del duque de Palma con la princesa Corinna, amiga del Rey.

La declaración de Revenga

A diferencia del pasado año, Urdangarin parece que no irá acompañado de la infanta Cristina ni habrá dormido en el palacio de Marivent. Quien sí estará a su lado será García Revenga, al que el juez ha citado para declarar como imputado a la una del mediodía. El asesor de las infantas, que fue tesorero de Nóos, tiene como abogado a Enrique Molina, el fiscal que defendió al juez Baltasar Garzón y a la exmujer de Francisco Correa, el cabecilla de la 'trama Gürtel'.

Seguridad reforzada

En el entorno del edificio de los juzgados se ha reforzado la seguridad, ya que varias organizaciones han convocado a los ciudadanos para hacer una pitada contra Urdangarin y la corrupción. A los efectivos de antidisturbios de las islas, se han sumado agentes desplazados desde la península.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Política

También en elPeriódico.com