El Periódico

LA NUEVA LEGISLATURA

Rajoy ofrece al PSOE un pacto "sin líneas rojas"

El presidente en funciones tienta a los socialistas con "grandes reformas", incluida la constitucional

Asegura "no cerrarse a nada" para forjar un Gobierno, al contrario que Podemos, que exige un referéndum

Rajoy ofrece al PSOE un pacto "sin líneas rojas"

EFE/José María Cuadrado

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, este martes en una entrevista radiofónica.

Martes, 5 de enero del 2016 - 11:21 CET

Un acuerdo en el que se fijen de antemano y antes de la investidura las “grandes reformas” que necesita el país, sin líneas rojas. Esa es la oferta -aún inconcreta- con la que Mariano Rajoy retomó este martes su agenda, después del corto paréntesis navideño, en la que figura como objetivo central lograr que el PSOE cambie de opinión y se avenga a formar un Gobierno de coalición con el PP -y quizá también con Ciudadanos- o al menos permita su reelección. Frente a Podemos, que insiste en que no se sentará a negociar con los socialistas si estos no aceptan previamente la celebración de un referéndum, Rajoy aseveró que “no se cierra” a estudiar ninguna petición, incluida la posibilidad de reformar la Constitución, con tal de que arranque la legislatura.

El PP no incluyó ningún compromiso de modificar la Carta Magna en su programa electoral, pero Rajoy y su equipo sabían que la creación de una ponencia destinada a su renovación sería una de las condiciones para lograr la investidura. De ahí que el presidente, en una entrevista en la COPE, recordara este martes su deseo de que cualquier cambio constitucional concite el mayor apoyo posible.

LA BÚSQUEDA DE UN ACUERDO 'IN EXTREMIS'

Al mismo tiempo, Rajoy tentó a sus posibles socios con la puesta en marcha de las “grandes reformas que necesita España”, de manera que estas, con el apoyo de PSOE, PP y quizá tambien de Ciudadanos, “pervivan mucho tiempo”. El líder del PP apuntó la necesidad de cambiar las instituciones más importantes, aunque su programa apenas prometía retoques menores. No obsante, la estrategia del presidente pasa, según sus colaboradores, por no cerrarse a ninguna oferta que pueda plantear el PSOE, siempre que no afecte a la unidad de España, la soberanía nacional o a las esencias del PP.

Los populares tienen la vista puesta en que, aunque sea pasadas las más que probables elecciones catalanas de marzo, in extremis los socialistas cedan y permitan la conformación de un Gobierno “por responsabilidad” y para no perjudicar ni a España ni a sus propios intereses electorales. Según la tesis del PP, los socialistas tendrían más que perder de volver a convocarse unos comicios, debido al auge de Podemos.

Después de unos días en los que el PP ha hurgado en las diferencias internas del PSOE y el débil liderazgo de Pedro Sánchez, Rajoy aseveró que solo mantendrá conversaciones con el secretario general. Lo que no impide que su equipo negocie en otros niveles. Asimismo, avanzó que el PP no apoyará como presidente del Congreso a ningún aspirante de otro partido y dará la batalla por este puesto.

Rajoy optará a la reelección en el PP aunque pierda la Moncloa

El líder del PP ha asegurado este martes, en la misma entrevista en la cadena Cope, que optará a la reelección en el PP aunque no consiga amarrar el poder en España. "Mi idea es presentarme a la presidencia se produzcan los acontecimientos que se produzcan", ha aseverado. Pese a esta afirmación, la interpretación más extendida en su partido es que Rajoy tendrá difícil continuar al frente si no consigue revalidar su cargo como presidente del Gobierno. La decisión se tomará, no obstante, dentro de unos meses porque Rajoy no prevé convocar un congreso nacional hasta que se desbloquee la legislatura o haya que convocar otros comicios, a los que también ha dicho que se presentará, de momento sin encontrar oposición interna.