El Periódico

Rajoy acusa a Sánchez de estar "dispuesto a lo que sea" para buscar un "pacto de Tinell"

El líder del PP advierte al secretario general del PSOE que un gobierno con independentistas y Podemos acabará como "el rosario de la aurora"

El presidente en funciones afirma que hablará con Puigdemont si el 'president' toma la iniciativa y le llama

Rajoy acusa a Sánchez de estar "dispuesto a lo que sea" para buscar un "pacto de Tinell"

EFE / DIEGO CRESPO

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante la entrevista que ha concedido este lunes a RNE. 

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Lunes, 18 de enero del 2016 - 10:59 CET

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, continúa con su estrategia de seguir metiendo presión a Pedro Sánchez para intentar debilitar su férrea oposición a facilitar su investidura. Así, en una entrevista en RNE, ha advertido este lunes a los españoles de que el líder del PSOE busca "a toda costa" una alianza con independentistas y "extremistas", una especie de "pacto de Tinell", de "todos menos el PP", para llegar a la Moncloa

"Sánchez quiere ser el presidente sin ganar y está dispuesto a ceder lo que sea", ha alertado, poniendo como ejemplo el préstamo de senadores socialistas a ERC y Democràcia i Llibertad para que ambos puedan conformar grupo propio en el Senado. Rajoy y el PP llevan desde el pasado jueves, cuando se conoció la cesión, acusando al secretario general del PSOE de haber ayudado a los partidos independentistas a cambio de que estos faciliten su investidura. Esta reacción ha provocado que Sánchez, este fin de semana, haya acusado al líder conservador de ser él quien verdaderamente "da alas" a los secesionistas.

Para Rajoy, Sánchez, está "tomando el pelo a los demás" y, al "meterse con él", lo único que pretende es "distraer la atención" y que la opinión pública no se dé cuenta de sus presuntas maniobras para llegar al poder.

SÁNCHEZ, EL CULPABLE DE QUE NO HAYA ACUERDO "AMPLIO"

En esta coyuntura, según la versión del líder conservador, el dirigente socialista es el único culpable de que no se esté fraguando en España la alianza que promueve el PP, con PSOE y Ciudadanos, para que Rajoy pueda reeditar su cargo con un "amplio apoyo parlamentario". "Mientras la posición de Sánchez sea pactar con los independentistas, es muy difícil negociar", ha sostenido en varias ocasiones durante la entrevista. Por ello, ha descartado mantener otro encuentro con el secretario general de los socialistas en las próximas fechas. "No está previsto", ha manifestado, dando a entender que se presentará, por tanto, al primer pleno de investidura sin haber concretado nuevas reuniones y a sabiendas, por tanto, de que no cuenta con los apoyos necesarios para ser reelegido.

En este contexto, el presidente en funciones ha rechazado además desgranar las ofertas que prevé a trasladar al PSOE y C's para que se avengan a participar en una alianza a tres que de "seguridad y certidumbre" al país. Asimismo ha rechazado estar dispuesto a derogar algunas de las reformas del PP más polémicas, si así se lo piden ambos partidos en la negociación. "Sería un disparate dar marcha atrás en las reformas", ha manifestado, para a continuación añadir que "si uno va a una negociación prestándose a ceder, no es un buen negociador, lo que procede es hablar de todo lo que interese a los ciudadanos salvo la unidad de España o la igualdad".

Aún así, Rajoy sigue convencido de que si PP, PSOE y C's se ponen de acuerdo en los "objetivos" y las necesidades del país, hay mucho "margen de entendimiento". Sin embargo, si Sánchez insiste en fraguar una coalición, alternativa al PP, con "14 partidos", el Gobierno terminaría "como el rosario de la aurora".

INSISTE EN QUE RECURRIRÁ CUALQUIER ILEGALIDAD DE LA GENERALITAT

Pese a que líderes como Sánchez o Pablo Iglesias ya han mantenido conversaciones con Carles Puigdemont, el presidente en funciones ha señalado que hablará con el nuevo 'president' si este le "llama", como así hizo "con (Artur) Mas y con cualquier presidente autonómico". "Si tiene algo que decirme, lo atenderé gustosamente", ha manifestado, argumentando que "habitualmente" son los presidentes autonómicos los que toman la iniciativa y le llaman o solicitan una reunión.

Rajoy ha considerado además que el Rey hizo "lo que tenía que hacer" cuando declinó recibir a la presidenta del Parlament, Carmen Forcadell. "Es lo que se viene haciendo", ha justificado.

Por último, ha incidido en su advertencia a la Generalitat de que el Ejecutivo "no va a dejar pasar ni una", recurrirá cualquier acción ilegal y "no va a aceptar que alguien pretenda liquidar la ley unilaterlamente".

United y City han encarecido tanto al jugador que su fichaje es inviable

Informe SPORT. Todos los atacantes que maneja la secretaria técnica. Así está el rompecabezas del cuarto delantero