El Periódico

D?o Din?mico 2015

'The New York Times' denuncia presiones del entorno de la Zarzuela en el 'caso Urdangarin'

Asegura que "el Rey, sus asistentes y los servicios de inteligencia" han presionado a las fuentes y los medios

La edición europea del diario dedica la portada al duque de Palma, que vuelve a declarar mañana ante el juez

EL PERIÓDICO / Barcelona

Viernes, 22 de febrero del 2013 - 18.11 h

'The New York Times' centra este viernes la portada de su edición europea, el 'International Herald Tribune', en Iñaki Urdangarin, que está citado este sábado a declarar ante el juez, por segunda vez, por su imputación en el 'caso Nóos'. Con el titular "Un follón real" ('A royal mess in Spain'), la noticia denuncia "presiones" del entorno de la Zarzuela a las fuentes y a los medios de comunicación.

"En los últimos diez días, el Rey, sus asistentes y los servicios de inteligencia españoles han ejercido presiones a las presuntas fuentes de las filtraciones y se han acercado a los directores de los principales periódicos que cubren la información", apunta el diario, según el testimonio de personas con vínculos con la Zarzuela y algunos de los diarios más importantes España. El rotativo añade que tanto 'El País' como 'ABC' han negado haber ejercido esas presiones.

La edición europea de 'The New York Times' se refiere al contenido de los correos electrónicos que el exsocio del duque de Palma, Diego Torres, entregó al juez, y de los que se han hecho eco los medios españoles. Algunos, añade, han sido "proporcionados" al diario "por una persona cercana al proceso legal, que no quiere ser identificado por temor a represalias".

Petición a Corinna

El diario alude al correo en el que el Rey le habría pedido a su amiga Corinna Sayn-Wittgenstein "la tarea de encontrarle un nuevo puesto para su yerno, preferentemente en el campo de los deportes y con una empresa multinacional o una fundación", según se desprende de los correos entre la mujer y Urdangarin. 'The New York Times' apunta que los correos "muestran a Palacio buscando incansablemente la manera de dirigir a Urdangarín lejos de la fundación deportiva, dando con un nuevo trabajo para él a través de una red de contactos en el 2004, dos años antes de que sea reconocido públicamente".

Y recuerda que "oficialmente, el Palacio ha insistido en que el Rey no sabía nada acerca de las actividades de la Fundación del señor Urdangarín" .

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario