El Periódico

El juez rechaza la querella contra Carmena y Mayer por los titiriteros

El magistrado de la Audiencia Nacional solo seguirá investigando a los dos jóvenes detenidos por enaltecimiento del terrorismo

El juez rechaza la querella contra Carmena y Mayer por los titiriteros

EFE

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

MARGARITA BATALLAS / MADRID

Miércoles, 17 de febrero del 2016 - 12:30 CET

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; la concejal de Cultura, Celia Mayer, y el director artístico Ramón Ferrer Prada no serán finalmente investigados por el caso de los dos titiriteros imputados por ensalzar a ETA.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, siguiendo el criterio de la fiscalía, ha rechazado este miércoles admitir la querella de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) contra los tres responsables políticos al entender que "no han ejecutado actos o vertido expresiones" constitutivas de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Según el auto de Moreno, para cometer este delito "se requiere un comportamiento activo" y niega que en la causa "existan datos objetivos de que esas personas hayan ejecutado actos o vertido expresiones que permitan considerarlos como responsables" de un enaltecimiento del terrorismo. También afirma que en este tipo de delitos no se pueden "valorar" responsabilidades administrativas o politicas.

Por este motivo, el magistrado solo admite la querella de la AVT contra los titiriteros Raúl García Pérez y Alfonso Lázaro de la Fuente, así como la demanda de Dignidad y Justicia, que únicamente se querelló contra ambos por enaltecimiento y por humillación a las víctimas. El juez no impone a ninguna de estas asociaciones el abono de una fianza para ejercer la acción popular como ocurre en la mayoría de los casos en los que se incorporan acciones de terceros en los procesos penales.

EL PRECEDENTE

El juez, que ha sido criticado por su decisión de encarcelar a los titiriteros, recoge en la resolución que este proceso se inició tras recibir un atestado de la Policía Nacional después de que algunas personas, que asistían a las fiestas del carnaval celebradas en Madrid, denunciaran que algunas escenas del espectáculo 'La bruja y don Cristóbal' eran ofensivas, como el ahorcamiento de un muñeco que representaba la figura de un juez o el apuñalamiento de una monja.

Además, durante el espectáculo se exhibió una pancarta en la que se leía 'Gora-Alka-ETA', por lo que los titiriteros han sido acusados de un delito de enaltecimiento que el juez mantiene, a pesar de que les ha dejado en libertad a instancias del fiscal.

En su querella, la AVT se dirigía contra Carmena, Mayer y Ferrer con el argumento de que, debido a los cargos que ocupan en el Ayuntamiento de Madrid, "tenían que conocer el contenido de la obra que se iba a representar", por lo que les consideraba autores y copartícipes de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

El central se defendió de las críticas que ha recibido en las últimas semanas cargando contra "los genios que comentan por la tele"