El Periódico

BARÓMETRO DE ESPAÑA DEL GESOP

Podemos pisa los talones al PP y superaría ya los 100 diputados

Pablo Iglesias se queda a solo medio punto y a 10 escaños de Rajoy, que perdería 70 parlamentarios

Más de la mitad de votantes de IU y un tercio del electorado del PSOE apoyarían hoy al partido lila

Opinión

Àngels Pont Domènech

Àngels Pont

Directora del GESOP

¿Del bipartidismo al tripartidismo?

Joan Subirats

Joan Subirats

Catedrático de Ciencia Política (Universitat Autònoma de Barcelona).

Mañana, Podemos

JOSE RICO / BARCELONA

Sábado, 20 de diciembre del 2014

Así se repartirían los escaños hoy, según el sondeo del Gesop.

La estrategia de acoso y derribo que están desplegando el PP y el PSOE contra la marca revelación de la temporada, Podemos, está funcionando, al menos de momento, como un bumerán que se revuelve contra populares y socialistas. En medio año, el partido de Pablo Iglesias ha logrado desbancar al PSOE como segunda fuerza y situarse en una buena posición para disputarle la victoria electoral al PP. Según el Barómetro Político de España del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, Podemos obtendría ahora entre 101 y 104 diputados en el Congreso y se quedaría a una decena de escaños del PP, de quien le separa solo medio punto en voto estimado. El PSOE encadenaría otro descalabro, pero en su mano estaría la llave para gobernar con el PP o con Podemos.

A un año de las elecciones generales, el presidente Mariano Rajoy retendría por los pelos el triunfo, aunque el batacazo podría arrebatarle hasta 71 diputados. Pese a las proclamas de que la crisis «ya es historia», el PP se hundiría desde sus 186 escaños actuales hasta una horquilla de 115 a 118. Los conservadores habían tomado oxígeno a principios de año pero lo perdieron después de los comicios europeos y mantienen su caída en picado. En mayo, el GESOP les situaba 10 diputados por encima de su registro actual. Desde las últimas elecciones generales, hace tres años, Rajoy ha perdido 18 puntos, y puede conservar el primer puesto al contar con la fidelidad de voto más elevada entre los principales partidos (53%).

El trabajo de campo de la encuesta se realizó del 9 al 15 de diciembre, esto es, después de acontecimientos como la operación Púnica y la dimisión de la ministra Ana Mato por el 'caso Gürtel', además del 9-N y la querella contra el 'president' Artur Mas y la presentación del programa económico de Podemos. El partido lila encabeza la intención directa de voto, el voto sin 'cocina', con un 24,4%, que representa 8,5 puntos más que el PP y casi 11 más que el PSOE. Sin embargo, en lo que sí se ha resentido Podemos es en el tirón de su líder. Iglesias no llega esta vez al aprobado que lograba en mayo y comparte nota con otros tres dirigentes: Pedro Sánchez (PSOE), Alberto Garzón (IU) y Albert Rivera (Ciutadans). Los cuatro obtienen un 4,6. Rajoy es el líder peor valorado, con un 2,7.

El razonablemente buen estreno de Sánchez y Garzón en este barómetro es el único (leve) consuelo que les queda ante la fortísima erosión que sus partidos sufren por efecto de Podemos. El PSOE podría perder hasta 33 escaños y se situaría entre 77 y 80 diputados (ahora tiene 110), el peor resultado de su historia. El relevo en la secretaría general no consigue revertir la tendencia a la baja y un tercio de sus votantes del 2011 emigrarían hoy hacia Podemos. En voto estimado, los socialistas se han dejado 8,6 puntos en tres años.

Fuga masiva

Mucho peor aún le irían las cosas a IU, que implora, por ahora sin éxito, una coalición con Podemos para esquivar el descalabro que le auguran las encuestas. El 56% de quienes votaron hace tres años a Izquierda Unida elegirían ahora la papeleta de Podemos. La consecuencia es que IU volvería al grupo mixto, es decir, a los tiempos de Gaspar Llamazares, con entre 2 y 4 escaños. Pablo Iglesias absorbe también a tres de cada 10 votantes de UPD, pero el partido de Rosa Díez duplicaría su representación (de 5 a 8 o 10 diputados) al nutrirse del desgaste del PP.

Tras el 9-N, CiU y ERC mantienen su cuerpo a cuerpo en las generales y podrían empatar a 9 escaños, lo que significarían siete menos para CiU y seis más para ERC. Ambos han perdido fuelle desde la encuesta anterior. Ciutadans se sigue moviendo en una horquilla de 3 a 5 diputados.

En el Barça confían en poder resolver el fichaje del delantero esta semana, pero el Valencia es quien ha encallado la situación

Bravo ha preferido jugar en el City antes que renovar por el Barça