El Periódico

Català de l'Any 2016

Los otros (muchos) ayuntamientos que trabajarán el 12 de octubre

Berga, Celrà, Argentona, Linyola o la Vilella Alta convierten la fiesta nacional en día laborable

Los otros (muchos) ayuntamientos que trabajarán el 12 de octubre

ACN / MARINA LOPEZ

El alcalde de Celrà, Dani Cornellà, frente al consistorio, este martes.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Martes, 11 de octubre del 2016 - 15:44 CEST

Badalona ha saltado a los titulares por la decisión de su gobierno municipal de abrir las oficinas municipales el 12-O --iniciativa vetada este martes por el juez--, pero hay otros consistorios catalanes que convertirán el Día de la Hispanidad en un día laborable. Es el caso de Berga, Celrà (Gironès), Linyola (Pla d'Urgell), Argentona (Maresme) o la Vilella Alta (Priorat), que se ha atrevido incluso a convocar un pleno municipal este miércoles. La mayoría de los consistorios que abrirán sus puertas están gobernados por la CUP y ERC, pero también hay ayuntamientos comandados por CiU, y algunos de ellos ya hace cuatro años que deciden trabajar el Doce de Octubre. E, igual que Badalona, muchos de ellos han dado a sus funcionarios la opción de acudir a sus puestos a cambio de coger otro día de fiesta.

En el la provincia de Barcelona, Argentona abrirá la persiana, pero a medias. Todo el trabajo que realicen los concejales y los funcionarios será de puertas para adentro. En Sant Pere de Riudebitlles (Alt Penedés) ocurrirá algo similar porque no hay un mínimo de trabajadores dispuestos a renunciar al día festivo y las dependencias municipales no abrirán al público. El año pasado, en cambio, sí que hubieron suficientes voluntarios y se pudo atender a los ciudadanos. En ambos casos, acudirán a trabajar los regidores de la CUP y ERC.

Berga abrirá por segundo año consecutivo y los funcionarios tienen libertad para decidir qué quieren hacer. En Navàs también trabajarán, y bastante, puesto que el equipo de gobierno ha convocado la junta de gobierno. Otros municipios 'insumisos' son Prats de Lluçanès, Capellades y Sant Martí de Tous.

En las comarcas de Girona, Celrà y Viladamat, gobernados por la CUP, ya son veteranos en esto de currar el 12-O, pues en el 2012 aprobaron en el pleno mociones para abrir "con normalidad" en este día festivo. Se trata, explica el alcalde de Celrà, Dani Cornellà, de una protesta ante una "fiesta impuesta que quiere transmitir valores de hispanidad y de 'día de la raza' que no representan a la sociedad catalana actual". Otros municipios de la provincia que también abrirán son Mieres, Verges, Viladrau y Les Planes d'Hostoles. En la capital, Girona, solo acudirán a trabajar los cuatro concejales de la CUP.

PLENO MUNICIPAL

En Tarragona, la Vilella Alta ha optado por escoger el 12-O para celebrar el pleno municipal, y se ha dado libertad a los empleados municipales en Els Guiamets y Campredó, donde se atenderá a los ciudadanos entre las 11 y las 13 horas.

En Lleida, tienen previsto abrir Linyola y Torrelameu, con funcionaros trabajando ante el público. Otros ayuntamientos en los que los concejales acudirán a sus puestos son Tàrrega, Sort, Tremp, Soriguera, Sant Guim de la Plana, Sant Guim de Freixenet, Montoliu de Segarra, Torrebesses, Llardecans, Almenar, Torregrossa, Bellvís, Bell-lloc d'Urgell, el Soleràs, la Granadella a les Garrigues, Bellcaire d'Urgell, la Sentiu de Sió, Montgai, Agramunt y Coll de Nargó.

Por otra parte, en Cervera, el alcalde, Ramon Royes (CiU), ha asegurado que este miércoles trabajará como un día normal, igual que el de Les Borges Blanques, Enric Mir, también de CiU. En Tàrrega, la aldaldesa, Rosa Maria Perelló, también irá a trabajar al ayuntamiento aunque este permanecerá cerrado. El alcalde de Soriguera, Xavi Pedemonte (CUP), atenderá al público.

La RFEF ha comunicado que el andaluz sólo se perderá un partido; el de este miércoles contra el Deportivo