El Periódico

Dos miradas

Puede que después del asteroide que el miércoles pasará a 'solo' 4,6 distancias lunares de la Tierra sigamos en un mar de dudas

No sabemos

EFE

Imagen de una recreación distribuida por la NASA que representa el paso de un asteroide.

entretodos

Publica una carta del lector

¿Mami, ya no será mi cole?

Isabel Blanco

Contra l'incivisme al tren

Josep M. LostePortbou (Alt Empordà)

Participa

Domingo, 16 de abril del 2017 - 19:12 CEST

No sabemos qué será del referéndum. No sabemos si tendremos que decir que sí o que no. No sabemos, de hecho, si se hará. No sabemos si los comuns han decidido apostar por la ambivalencia o si, por el contrario, han deshecho la ambigüedad. No sabemos si se pueden hacer chistes sobre la extrema derecha sin ir a la cárcel (bueno, eso sí lo sabemos). No sabemos si mañana hará sol y si hará sol el día de Sant Jordi. No sabemos cuál será el libro más vendido y si el Barça, por la noche, ganará en casa del Madrid o perderá definitivamente la Liga. No sabemos si el camión que avanza hacia nosotros lleva un cargamento de naranjas o de odio. No sabemos, a la hora de subir a la montaña rusa más grande de Europa, si llegará una paloma y se nos empotrará en el cuello. No sabemos si la Pepsi continuará pensando que las manifestaciones a favor de los derechos humanos se parecen a un desfile de modelos. No sabemos si ETA ya ha entregado todas las armas (bueno, casi sabemos que sí), si Trump atacará (también) a Corea del Norte y si los robots nos robarán los puestos de trabajo.

Lo que sabemos es que el próximo miércoles un señor asteroide de 650 metros de diámetro pasará a solo 4,6 distancias lunares de la Tierra. Escribo «solo» sin saber qué significa exactamente. Lo he leído en un artículo, pero este «solo» me agobia porque me indica que pasará muy cerca. Es decir, puede que ya no sea necesario saber lo que no sabemos. O puede que, después del asteroide, sigamos en un mar de dudas. El jueves hablamos.

TEMAS

Carles Aleñá, que tenía un año más de contrato, ha aceptado la oferta para quedarse en el Barcelona