El Periódico

Al contrataque

Ana Pastor

Periodista

Le Pen

@_anapastor_

La dirigente del Frente Nacional me parece inquietante y tremendamente inteligente. Esto último es lo que la convierte en más peligrosa

Le Pen

Marine Le Pen.

Opinión

Raquel Montes Torralba

Raquel Montes Torralba

Analista en asuntos internacionales. Becaria de 'la Caixa' y analista de Agenda Pública.

La casa Francia

entretodos

Publica una carta del lector

La república independiente de mi dinero

Pablo CastroGavà

Apaguin els mòbils al teatre

marta guerrero jimenezL'Hospitalet de Llobregat

Participa

Viernes, 21 de abril del 2017 - 16:32 CEST

Recuerdo cuando entró en el estudio de televisión. Su presencia me pareció imponente. Es una mujer muy alta. Pero no solo eso. Aquel día tenía un gesto muy serio y no hizo ninguna concesión a la amabilidad. Se sentó junto a la mesa. Esperó en silencio a que le colocasen el micrófono y a que comenzasen las preguntas. Hace tres años pudimos entrevistar a Marine Le Pen en el programa El Objetivo. Entonces las encuestas reflejaban un incremento de los apoyos a su partido, el Frente Nacional, algo que se confirmó poco después en las elecciones europeas, en las que ganó. Consiguió convertirse en la primera fuerza política en Francia. Si tuviera que elegir dos expresiones para definir a Le Pen tras aquel breve encuentro, diría que me pareció inquietante y tremendamente inteligente.

EL SÍMIL DE LA PUERTA

Esto último es lo que la convierte en más peligrosa. La entrevista comenzó recordándole que mucha gente la considera «ultraderechista, de extrema derecha, xenófoba y racista». Respondió: «Estoy donde debo estar, en la defensa de la nación, del pueblo, de la democracia, en la defensa de una política de sentido común, que consiste en rechazar los aspectos negativos de la Unión Europea para volver a los orígenes de la democracia, que es la soberanía».

Preguntada por la inmigración, soltó aquello ya escuchado en nuestro país de llévate a los refugiados a tu casa. Y dijo también que cerrará la puerta a los españoles que quieran buscar trabajo en Francia. A diferencia de Donald Trump, ella suele utilizar el símil de la puerta en lugar del símil del muro. Puerta que abre o cierra, explica, en función de los intereses de los franceses.

Hace unos días pude hablar con uno de los periodistas de referencia allí, David Pujadas, que ha entrevistado en la televisión pública a todos los candidatos. Pujadas cuenta que los medios de comunicación han ido variando su estrategia con respecto al Frente Nacional. Hace unos años decidieron ignorarlo. No funcionó. Después decidieron ir al choque, ser más duros con ellos que con otros. Tampoco ha funcionado. Ahora están en la fase de tratarles como al resto. Son un partido legal y con una amplia representación si hablamos de votos. Lo que no impide recordar sus mentiras o escándalos. El propio Pujadas hace no mucho enseñó a Le Pen en directo la foto de un dirigente de su partido saludando con el brazo en alto al estilo fascista.

CONTENER LA RESPIRACIÓN

El domingo, Francia vota. Primera vuelta de unas elecciones presidenciales decisivas. Y por tercera vez en estos últimos meses, todos contenemos la respiración. Veremos qué pasa en las próximas horas.