• Lunes 24 noviembre 2014, 21:01 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Joan Tapia

Geometría variable

Joan Tapia

Periodista

Cuando Rajoy desmiente a Andreotti

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Jueves, 16 de mayo del 2013 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Giulio Andreotti no siempre tenía razón. En contra de lo que dice su famosa sentencia, el poder también desgasta a quien lo tiene. La prueba es lo que le pasa al PP. En 18 meses de gobierno, según el CIS, su estimación de voto ha caído del 44% de los comicios del 2011 al 32%. Y lo peor -las elecciones aún están lejos- es que las disensiones internas empiezan a surgir con fuerza. Y tienen pinta de poder ir a más.

Lo más vistoso es el lío organizado por la intención de Alberto Ruiz-Gallardón de cambiar la ley del aborto. El exalcalde de Madrid, icono del ala liberal, ha asumido posiciones de derecha-derecha y -quizás porque cree que en una futura batalla por la sucesión de Mariano Rajoy le sería fatal el veto del lobi ultracatólico- aboga por la marcha atrás hasta más allá del piccolo aborto de Felipe González. Pero su proyecto ha tenido gran contestación interna y Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría han decidido poner el asunto en el congelador. Bien jugado, pero mientras aumenta la irritación de los integristas, que ven cómo Bibiana Aído reina después de muerta.

Algo similar ha sucedido con la ley de educación de José Ignacio Wert. Ha generado gran conflictividad y ya compite con José María Aznar como granero independentista. Y mientras se pactar arreglos, ha sido reenviada a la sala de espera. Wert no es ultra y viene de la democracia cristiana, pero carece de experiencia política y ha querido compensar su falta de pedigrí pepero atacando a Catalunya. Grave error de alguien que está en el Gobierno por ser amigo de Rajoy.

El peligro mayor es la rebelión de los barones de Madrid, Extremadura, Aragón y Galicia contra Cristóbal Montoro (y Rajoy) por el déficit asimétrico de las autonomías en el 2013, necesario para Catalunya, pero también para Valencia, Baleares y Murcia. El PP de Aznar y de Rajoy ha engordado en España con espinacas anticatalanistas, pero ahora este aliento se le está atragantando. Porque Rajoy necesita pactar una financiación más justa con Catalunya para evitar males mayores y porque los barones del PP están muy nerviosos. Creen que la crisis les pasará factura en las autonómicas de principios del 2015 y el anticatalanismo es la tentación. Ayer El País publicaba una encuesta que decía que, por primera vez desde hace muchos años, el PP perdería la alcaldía de Madrid ante una coalición PSOE-IU.

¿Puede estar tranquilo el PP porque el PSOE no levanta cabeza? No es del todo así. El CIS dice que mientras el PP ha bajado 12 puntos desde las elecciones, el PSOE se mantiene estable. Y la diferencia se ha reducido de 16 a 6 puntos. Pero lo peor es que en intención directa de voto -la que manifiestan los encuestados antes de la cocina posterior-, el CIS de abril es ya el tercero en el que el PSOE va por delante del PP. Es un dato revelador, que se invirtió en octubre del 2012, rompiendo una larga secuencia que se remonta al plan de ajuste de José Luis Rodríguez Zapatero de mayo del 2010, en la que el PP siempre batía a los socialistas. Y el vuelco en la intención directa de voto precede siempre a cambios más profundos. Si encima se suma la descoordinación entre la vicepresidenta y la secretaria general del PP, y entre Montoro y Luis de Guindos, la conclusión es que Rajoy empieza a verle las orejas al lobo.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com