El Periódico de Catalunya

Jueves 30 marzo 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

FIN DE GIRA

Última oportunidad para ver a Izal... hasta el 2018

La banda regresa al Sant Jordi Club para rematar el 'tour' de 'Copacabana'. Luego se tomará su primer respiro en seis años

Izal cantando en acústico 'Copacabana'.

Izal cantando en acústico 'Copacabana'.RICARD FADRIQUE

Ni el frío -"intentaremos ser estufas humanas" - ni los grandes aforos les achican. Aunque utilizar este término con un cantante que mide 1,95 metros quizá no sea lo más adecuado. El caso es que la banda de Mikel Izal regresa un invierno después a Barcelona y al mismo escenario.

En el Sant Jordi Club Izal inicia el sábado una minigira de despedida de ocho conciertos que tendrá como clímax un recital en el Palacio de Deportes de Madrid -ahí han agotado sus 16.000 localidades-. "Nos han dicho que las entradas para el de Barcelona [4.000] también están a punto de terminarse. ¡Qué sorpresa más agradable! El casi lleno de la otra vez será un.... ¡esta vez sí!", exclama el capitán Izal. El cantante, que dejó la seguridad que le proporcionaba su trabajo en la empresa Boeing por la música, adelanta que la hoja de ruta del concierto sufrirá algunas variaciones.

Texto Alternativo

El quinteto, posando en Madrid. JOSE LUIS ROCA

VARIACIONES

"Somos conscientes de que parte del público nos habrá visto ya, aunque sea en festivales. Así que nos hemos puesto a revisar el guion para introducir detallitos nuevos tanto a nivel musical como escenográficos. Hemos invertido tiempo y presupuesto, aunque sea para solo ocho conciertos. Pero, por favor, no me pidas 'spoilers' -reclama-. Solo puedo asegurar que serán las ocho actuaciones más grandes que habremos hecho jamás. Al menos, hasta el momento. No volveremos a tocar en España hasta el 2018. Y es lógico que queramos dejar un buen recuerdo a nuestras sobrinas", ríe.

LA FAMOSA SOBRINA

¡Ay, tu sobrina! ¿Por qué la tienes tan presente? No hay concierto que no le dediques el tema 'Pequeña gran revolución' ("que tu curiosidad no desaparezca / y crezca como lo hacen ahora tus piernas, / las que te llevarán tan lejos como quieras, / comiéndote la vida a manos llenas").

"Es que como no tengo instinto paternal... Nunca se sabe, pero veo difícil convertirme en padre, así que cuando pienso en el futuro, me imagino más a mi sobrina que a mis posibles hijas".

Otro clásico de sus shows es, curiosamente, imaginarse un no-futuro: los terminan con una contundente canción sobre el fin del mundo titulada 'El baile': "Llega el fin de los finales. / Llamas brillan en el cielo. / Saltaremos por los aires bajo columnas de fuego. / 24 horas nos quedan".

LOCOS BAILANDO

Las cansinas predicciones apocalípticas de cada año dan algo más de plazo: lo sitúan o el 21 de agosto o el 23 de septiembre. ¿Dónde os pillará? ¿Quizás bailando? ("Y mientras la gente cuerda grita, llora, sufre y niega a los locos nos verán / bailando", prosigue la letra). "Pues si las fechas se cumplen, estaremos terminando el nuevo disco. O sea, nos pillará muy ilusionados. Espero que todo sea una falsa alarma, porque después de todo lo que habremos trabajado, que el álbum se quede sin ver el sol... O que nada más salir, le caiga un meteorito al máster..., ¡menuda putada!".

EL ÚTERO MUSICAL

Izal asegura que en ese futuro compacto a prueba de meteoritos habrá también algunos cambios en lo que respecta a la instrumentalización. "En nuestros tres discos la base es muy de rock: voces, batería, bajo, guitarras, sintetizadores... Tenemos ganas de forzarnos hacia otros sonidos. Permitir que asomen la cabeza otros instrumentos, pero sacándoles otra intención, alejada de lo previsible. Le di un banjo y un 'pedal steel' a Alberto Pérez (el guitarrista), pero no queremos que suenen countries. Tenemos muchas ganas de innovar a nivel de producción. Pero que quede claro: las canciones van a seguir siendo Izal, porque todo sigue saliendo de mi útero musical, para bien o para mal".

SALTO TRANSOCEÁNICO

Tras seis intensos años de carretera, Izal se va a permitir su primer parón. "Estamos bastante expectantes, a ver si nos aburrimos... Aunque lo dudo: ¡daremos el salto transoceánico, una intensa gira por Latinoamérica!".

Mikel asegura que la aventura la viven "como lo que es, un nuevo comienzo". "Tocaremos en países donde apenas nos conocen". Pero en México ya les han invitado a participar en el macrofestival Vive Latino, que congrega a auténticas multitudes. Además, en Colombia les puede pasar de todo. "Ahí nos ha sucedido el episodio más bizarro de nuestra carrera –relata–. Su radio pública, que se llama Radionica y es el equivalente a la Radio 3 española, puesto que sirve de plataforma para bandas emergentes y tiene un gran volumen de fans –en Twitter les siguen 600.000 personas–, fuimos número uno ¡dos veces!. El Profe, el capo de la emisora, se debió de enamorar de nosotros. Empezó a programarnos y nos colocó en los más alto con 'Copacabana' y 'El baile'. Fue un milagro. Empezamos a recibir mensajes de colombianos y no entendíamos nada".

¿Iréis a conocer a El Profe, no? "¡Naturalmente!".

VIDEOCLIP PREMIADO

Izal está de enhorabuena: 'Copacabana' ha resultado ganador del premio al mejor videoclip en el Fiver International Screendance Movement. La autora de esta virguería audiovisual, Paloma Zapata, se alegra de que "cada vez haya más festivales de relevancia que reconozcan el trabajo artístico que hay detrás del formato videoclip. Además –añade Zapata–, este certamen que premia el mérito en cine y danza, resulta el escaparate idóneo para este tipo de clips donde convergen música, cine, ritmo y, en este caso, también baile".

Texto Alternativo

"El videoclip se desarrolla entre los barrios del Raval y la Mina, y los distintos distritos de negocios de Barcelona, contraponiendo dos realidades de una misma ciudad. Una busca reflejar la parte más humana, con una mirada documental, y la otra, deshumanizada, rompe su monotonía a través de la pura expresividad del personaje protagonista, interpretado, con un resultado magnífico, por el bailarín Diego Garrido".

Texto Alternativo

No lo dudéis y bailad con Izal, no se vayan a cumplir las profecías.