El Periódico

Venta anticipada Raimon en el Auditori 2015

crítica

'La noche más oscura', el precio de la venganza

Trailer de la película 'La noche más oscura'.

Trailer de la película 'La noche más oscura'.

POR NANDO SALVÀ

Viernes, 4 de enero del 2013

Mientras se mueve de una remota base militar afgana a un hotel bombardeado en Islamabad, a un buque de carga en Polonia, a los pasillos del cuartel general de la CIA en Virginia, La noche más oscura se revela como una narrativa absorbente y agobiante, meticulosa y eléctrica, brillante en su capacidad para crear suspense y hasta controlar el ritmo de nuestros latidos. Algunas tempranas voces críticas antes la han tachado de hagiografía de la CIA y de apología de las técnicas mejoradas de interrogación instauradas durante la Administración Bush. Otros han señalado que deja claro hasta qué punto las torturas ralentizaron y entorpecieron los métodos de inteligencia más ortodoxos. El hecho de que dos personas vean la misma película y obtengan conclusiones opuestas, en todo caso, deja claras su ambigüedad y su sutileza.

SIN TRIUNFALISMO / Es cierto que la postura de Kathryn Bigelow es clara, pero la directora no convierte en heroica la caza a Bin Laden -tal vez porque considera que el heroísmo de la misma se sobreentiende- y la retrata sin un ápice de triunfalismo. Es cierto también que mira a las torturas y dice: fueron útiles. Pero decir que fueron útiles no es lo mismo que defenderlas. Y, además, la cuestión no es esa. Es sugerir que la sed de venganza llevó a Estados Unidos a un lugar muy oscuro, y destruyó el consenso sobre su misión en el mundo que imperó desde la guerra fría. La película permanece instalada en esas sombras. Y la muerte final de Osama bin Laden no arroja ni un destello de luz.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario