El Periódico

ÚLTIMA HORA Un nuevo ciberataque mundial bloquea empresas y bancos

ENGENDROS QUE NO DAN MIEDO PARA TODAS LAS EDADES

Navidades monstruosas

E. A.

Miércoles, 15 de diciembre del 2010

El coco, el lobo o el monstruo de debajo de la cama son un recurso más que utilizado en la literatura infantil. Pero la fiebre juvenil vampírica (y zombie, y...) parece que ha animado aún más a las editoriales a extender la plaga entre los más pequeños. Eso sí, amagando solo con asustar, que no es cosa de no dejar dormir. Porque estamos hablando de pequeños, pequeños. Cómo reconocer a un mosntruo, por ejemplo, puede ser incluso un cuento para antes de ir a dormir. Hasta el pequeño dragón Coco, un personaje llegado hace poco a las librerías pero que ya se ha hecho un hueco, confraterniza en el último libro de la serie con un vampiro tan bonachón como él.

¿Zombies, momias y esqueletos para niños que están aprendiendo a leer? Pues sí. La colección El baúl de los monstruos (10 títulos ya de salida) hace que estos personajes fantásticos sean incluso enternecedores. Como la momia que se escapa del museo o el pequeño esqueleto que quiere jugar a fútbol después de descubrir el deporte leyendo el Sport (y que ha de tomar medidas drásticas para no quedarse sin media tibia en cada chut). Aún más mono es el monstruo que crece y crece a medida que se come la oscuridad del maestro del libro ilustrado Jimmy Liao.

Ya enla antesala de los vampiritos adolescentes (sobre los 10 años, para lectores que empiezan a tomar carrerilla, nivel Stilton, Kika, Bat-Pat...),la serie Las aventuras de Araminta, de Angie Sage: una niña encantada de vivir en una mansión llena de espíritus. Y para los más mayores, un libro que parece una enciclopedia pero que acaba dando más bien lo que promete su subtítulo, unas Crónicas del mundo oscuro.

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros