El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

Morricone, del 'spaghetti' al clasicismo

A sus 87 años, el veterano compositor, que en el 2007 recibió el Oscar honorífico, ha recibido el primer galardón de la academia de Hollywood a la mejor banda sonora por 'Los odiosos ocho'

Morricone, del 'spaghetti' al clasicismo

AFP / FREDERIC J BROWN

Ennio Morricone, posando con el Oscar a Mejor banda sonora por 'Los odiosos ocho'. 

Lunes, 29 de febrero del 2016 - 18:25 CET

A los 87 años le ha llegado el Oscar. Mejor tarde que nunca, debe de pensar Ennio Morricone. Aunque quizá ser refrendado por Hollywood tampoco le haya quitado mucho el sueño. Su primera música cinematográfica, 'Il federale', data de 1961. Hasta 'Los odiosos ocho', filme de Quentin Tarantino por el que ha conseguido el Oscar a la mejor banda sonora, ha compuesto música para algo más de 500 películas. Su timbre musical y sus particulares arreglos son inequívocos, bien reconocibles.

Otro músico cinematográfico, Lalo Schifrin, dijo en una ocasión, refiriéndose a las sintonías de las series de televisión, que su principal función era la de identificar cada serie para el telespectador: estás en la cocina preparando la cena, oyes la música en cuestión y sabes que un nuevo episodio de tu serie favorita está a punto de comenzar. Lo mismo podríamos decir del trabajo de Morricone en el cine: estás en la cocina, oyes alguna de sus inconfundibles melodías y, según el tono, sabes que está a punto de empezar un 'giallo', un wéstern de Sergio Leone o un melodrama meridional.

OSCAR A TODA UNA CARRERA EN EL 2007

Ya ganó el Globo de Oro por 'Los odiosos ocho', así que parecía que esta vez no se le iba a escapar el Oscar, pero el de verdad, el que recompensa una música en concreto, no toda una carrera; ese, el honorífico, ya lo recibió en 2007. Antes había sido nominado en cinco ocasiones por producciones estadounidenses o británicas -'Días del cielo', 'La misión', 'Los intocables de Elliot Ness' y 'Bugsy'- y por 'Malèna', filme de Giuseppe Tornatore con Monica Bellucci.

Nacido en Roma en 1928, fue durante años el sostén musical del cine de género italiano, donde desarrolló su peculiar sonoridad, las repeticiones melódicas, los extraños y a veces cómicos contrapuntos: él mismo definió su banda sonora para 'Por un puñado de dólares', primer filme de la trilogía con Leone y Clint Eastwood, como la mezcla perfecta entre la música picaresca, divertida y dramática.

Antes del cine compuso temas de música sinfónica y de cámara, escribió para teatro y radio, hizo canciones para estrellas populares, creó su propia orquesta de música ligera y compaginó todo ello con incursiones en la música de vanguardia. Más bagaje, imposible. Faltaba el cine.

LARGA COLABORACIÓN CON LEONE

El tanteo inicial cristalizó en su longeva colaboración con Leone, para quien escribió los 'scores' de 'Por un puñado de dólares', 'La muerte tenía un precio', 'El bueno, el feo y el malo', 'Hasta que llegó su hora', '¡Agáchate, maldito!' y la monumental 'Érase una vez en América'.

A pesar de ese sonido característico, Morricone ha sido suficientemente dúctil para aplicarlo en registros bien diversos y con cineastas opuestos. Solo algunos ejemplos: el 'giallo' según Dario Argento en 'Cuatro moscas sobre terciopelo gris'; la particular comedia de Pasolini en 'Pajaritos y pajarracos'; el fresco épico de Bernardo Bertolucci con 'Novento'; la pausa contemplativa de Terrence Malick en 'Días del cielo'; el terror de John Carpenter en 'La cosa'; la gran producción británica de los 80 con 'La misión', o el drama nostálgico de 'Sostiene Pereira'.

Convertido en objetivo de la modernidad, Morricone ha sido versionado por músicos experimentales como John Zorn y Mike Patton. Desde la vanguardia también ha sido aceptado como un clásico imperecedero.
 

El Real Madrid se proclamó campeón de la Champions League al derrotar al Atlético de Madrid en la tanda de penaltis

La Champions lograda por el real Madrid en San Siro ante el Atlético es la protagonista de nuestra portada de SPORT