El Periódico

40 AÑOS DE 'LA SOLEDAD DEL MÁNAGER'

Carvalho sin Manolo

El proyecto de recuperar el personaje de la mano de Carlos Zanón sobrevuela sobre el homenaje de BCNegra

Carvalho sin Manolo

BEGOÑA GÓMEZ

Coloquio sobre Pepe Carvalho en BCNegra: de izquierda a derecha, Marcelo Luján, Alexis Ravelo y Carlos Zanón.

Miércoles, 1 de febrero del 2017 - 22:11 CET

BCNegra celebraba este miércoles el 40º aniversario de ‘La soledad del manager’ (1976), la novela en que Pepe Carvalho “se convirtió en personaje por derecho propio”, si uno se salta 'Yo maté a Kennedy’ (1972) y, aún más discutiblemente, ‘Tatuaje’ (1974), del canon Carvalho. Pero se trataba de vestir con una conmemoración el esperanzador relanzamiento editorial de las novelas policiacas de Manuel Vázquez Montalbán y el anuncio (desconvocado tras haberse filtrado antes de hora) de la resurrección del personaje de la mano de Carlos Zanón. Así que el coloquio con los ganadores del premio Dashiell Hammett de la Semana Negra de Gijón Marcelo Luján, Alexis Ravelo y Carlos Zanón ha transcurrido con todas las miradas convergiendo en el último. 

Zanón se ha metido en un berenjenal de cuidado (“quizás es que estoy loco; es como si te dicen que si quieres tocar con Bruce Springsteen y como te hace ilusión dices que sí, y de repente estás ante 120.000 personas y te dicen que Bruce Springsteen está afónico”), del que ha salido hasta ahora ileso gracias al beneplácito de sus colegas, incluso los potencialmente corroídos por la envidia. “Todos mis compañeros me ha animado, se han cachondeado, me han chinchado, pero me han apoyado a muerte”, dice el escritor barcelonés.

Para Marcelo Luján, la elección de Zanón (primera opción de la editorial y agentes de la obra de Manuel Vázquez Montalbán) es de cajón. “No solo porque conoce Barcelona sino porque es uno de los escritores de esta generación de más calidad y que más ha trascendido, uno de los grandes autores actuales del país”.

¿QUÉ CARVALHO NOS ESPERA?

Enumeremos algunos aspectos de la serie Carvalho que se han puesto sobre la mesa… mirando de reojo a Zanón, en busca de pistas de qué tiene en la cabeza. ¿Qué Carvalho está escribiendo Zanón? Se sabe que sucederá en la Barcelona actual. Que el machismo tan de la época (esa relación con Charo) ha caducado. ¿Y qué más?

La actualidad, pero no la efímera: “Una de las mejores cosas de Vázquez Montalbán era saber qué temas iban a llegar a la calle; de los cuatro temas que ahora pensamos que son importantes, dos o tres pronto no los recordará nadie. Él tenía olfato de periodista para detectarlo”, dice Zanón. 

La crítica social: “Si la quitas se queda una novela de evasión pura y dura. Pero la gente no mata porque sí”. Aunque lo del entretenimiento no está de más, y es, dice Zanón, una de las aportaciones de Vázquez Montalbán “cuando se venía de una literatura de tesis totalmente plomiza y masturbatoria que se entendía poco”.

El peligro de la imitación: “Vázquez Montalbán es a la novela negra lo que Silvio Rodríguez a los cantautores. Una losa que en algún momento te tienes que quitar de encima. Durante muchos años hemos tenido imitadores de imitadores de imitadores, y hay que buscar algo nuevo”, dice Alexis Ravelo. “Intentaré hacer un libro que a mí me guste y que respete al personaje, porque yo lo respeto. Es el único personaje icónico -añade- que ha dejado la literatura negra en español, que trasciende a su creador y a sus libros (...) Respetaré el modelo”, responde el ¿aludido?

La poesía: “En sus novelas de repente se detiene el tiempo narrativo y hace una descripción de tres páginas, transmite un ambiente que huele a humo y represión. Es algo muy difícil de hacer si no eres un poeta como él”, apunta Ravelo. Prueba superada: Zanón es poeta, y digno.

Barcelona. Una dificultad que superar: Zanón comparte una cierta “visión de la calle, en cámara subjetiva”, aunque deberá lidiar con el hecho de que en los libros a los que ahora debe dar continuidad “hay un punto de vista que es Carvalho y no es Carvalho, es Vázquez Montalbán”. Ventaja: comparte determinada visión de la ciudad. “Somos una ciudad vencida, que siempre lo ha perdido todo. Y Carvalho es un personaje vencido en una ciudad vencida. Un poso que puedes distinguir en tus padres y tus abuelos”.

O sea que, se intuye, se puede esperar un Carvalho reconocible pero no necesariamente un pastiche, un intento de imitar la voz de Manuel Vázquez Montalbán. Si los plazos se cumplen, preparados para una presentación a lo grande en la BCNegra del 2017.

Piqué insistió en su deseo de ser presidente del Barcelona, aunque no lo ve "a corto plazo"