El Periódico

ANY CASAS

El espíritu modernista de Ramon Casas renace en Món Sant Benet

El monasterio de Sant Fruitós del Bages, residencia de verano del artista catalán, acoge el acto central de la conmemoración de los 150 años de su nacimiento

El espíritu modernista de Ramon Casas renace en Món Sant Benet

EFE / SUSANNA SÁEZ

El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, este miércoles en el acto central del Any Casas en Món Sant Benet.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Miércoles, 6 de julio del 2016 - 20:00 CEST

Món Sant Benet, la antigua abadía benedictina en Sant Fruitós de Bages que fue casa de veraneo de Ramon Casas, ha acogido esta tarde el acto central de la conmemoración de los 150 años del nacimiento del pintor, dibujante y cartelista, que durante este 2016 viene divulgando en distintas actividades y propuestas la vida y obra del artista modernista.

El proyecto museográfico y cultural creado en el entorno de Món Sant Benet, gestionado por la Fundació Catalunya-La Pedrera, muestra los espacios y rincones que inspiraron e influyeron a Casas durante toda su vida además de las vivencias, pensamientos y sentimientos que le caracterizaron.

ESPÍRITU DE LA ÉPOCA

La gala ha querido revivir el espíritu modernista, bohemio y transgresor, del cual el artista fue uno de sus iconos en la sociedad burguesa de finales del siglo XIX y principios del XX. En un ambiente que ha decorado con detalles de la época el jardín de Montserrat, adyacente a la construcción del monasterio de Sant Benet, el acto ha estado amenizado con un concierto de piano de Lluís Grané (con obras de Isaac Albéniz, Enric Granados y Erik Satie) ante unos 300 asistentes, entre ellos el ‘president’ de la Generalitat, Carles Puigdemont, el ‘conseller’ de Cultura, Santi Vila, y la comisaria del Any Ramon Casas, Vinyet Panyella.

La cena-cóctel ha sido también un homenaje a la cocina que el propio Ramon Casas degustaba habitualmente con su círculo modernista y ha rememorado los ágapes de la Barcelona burguesa y afrancesada de los 'sopars de duro' de la Maison Dorée.

RELACIÓN DE CASAS CON EL MONASTERIO

El próximo 15 de julio, en Sant Benet, arrancará la programación veraniega del Any Casas, que reproducirá sus estancias en el monasterio junto a su musa, amante y esposa, Júlia Peraire. La relación del pintor con el lugar se remonta a cuando su familia pasaba allí los veranos a finales del XIX, primero en casa del amo, que aún se conserva, y luego en el monasterio benedictino, sin actividad desde 1835, que su madre compró en 1907 y rehabilitó con la ayuda del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, quien trasladó la estética modernista a todo el lugar. Así, se convirtió en lugar de paz, contemplación e inspiración para crear su obra.

Marco Verratti ha enviado un mensaje claro al Barcelona, después de haber reafirmado su deseo de dejar el PSG