El Periódico Sociedad

Concierto Beatles

CONTROVERTIDA INSTALACIÓN GASÍSTICA

La empresa del Castor cobra la indemnización de 1.350 millones

El grupo de Florentino Pérez recibe la cantidad tres días antes del límite

Con intereses, la suma subirá a 3.500 millones, que pagará el consumidor de gas

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Viernes, 14 de noviembre del 2014

La plataforma del Castor.

la compañía Escal UGS, controlada en el 67% por el grupo ACS, propiedad de Florentino Pérez, cobró el martes pasado la indemnización de 1.350 millones de euros por el fiasco del almacén submarino de gas natural Castor. Así lo ha comunicado la compañía que encabeza el presidente del Real Madrid a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El pago de la compensación por la paralización de la planta, adelantado por un grupo de bancos, ha sido efectuado con una destacable celeridad: solo un mes después de la publicación en el BOE del decreto con el que el Gobierno ordenaba el fin de los trabajos y la clausura indefinida de la instalación, situada frente a las costas de Tarragona y Castellón, y tres días antes del plazo máximo que marcaba la misma disposición gubernamental.

Sumando a los 1.350 millones de euros el coste estimado del mantenimiento de la plataforma inoperativa, su futuro desmantelamiento y

los intereses bancarios durante los 30 años de pago, la cantidad desembolsada finalmente ascenderá a 3.500 millones de euros, una cantidad similar al presupuesto anual de educación de Catalunya.

RECARGO EN LOS RECIBOS / Estos 3.500 millones correrán a cargo de los consumidores de gas, que pagarán esa cantidad mediante recargos en sus recibos durante las próximas tres décadas. El PP aprobó este sistema de compensación prácticamente en solitario; solo recogió el apoyo de UPN y la abstención de Foro Asturias. Todos los demás grupos parlamentarios votaron en su día en contra de la medida compensatoria. No obstante, el pacto inicial que establecía las condiciones de indemnización a la compañía en caso fue obra del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Las inyecciones de gas natural en el gran depósito submarino frente al delta del Ebro empezaron en abril del año 2012, pero no fue hasta septiembre del 2013, al incrementarse la actividad, cuando se produjeron sucesivas crisis sísmicas que arrojaron un saldo de más de 500 temblores de tierra que causaron gran alarma en las poblaciones próximas a la planta. Los seísmos de mayor intensidad alcanzaron la puntación de 4,2 en la escala de Richter.

AVAL CIENTÍFICO / El pasado 16 de septiembre, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo paralizó el proyecto Castor, después de que varios informes técnicos y científicos establecieran una vinculación directa entre los trabajos de inyección de gas y las crisis sísmicas. El ministro, José Manuel Soria, anunció entonces su voluntad de no pagar indemnización alguna a la empresa promotora de la instalación gasística, voluntad que se disolvió completa e inmediatamente.

El nuevo diseño de Nike incorpora al nuevo patrocinador, Rakuten