El Periódico Sociedad

INFORME DE LA OMS

Las causas ambientales están detrás del 23% de las muertes del mundo

La mala calidad del aire o el agua influye en los accidentes cerebrovasculares, las cardiopatías o el cáncer

Las causas ambientales están detrás del 23% de las muertes del mundo

EFE

Una niña con una máscara protectora para la contaminación en Pekín.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Martes, 15 de marzo del 2016 - 17:57 CET

El 23% de las muertes anuales en el mundo, en total unos 12,6 millones, se producen directa o indirectamente por vivir o trabajar en ambientes poco saludables, incluyendo aquellos con una elevada contaminación del aire, el agua y el suelo o bien sometidos a peligrosos productos químicos o a la radiación ultravioleta e ionizante, según datos procedentesde un nuevo análisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La primera causa serían las enfermedades cerebrovasculares ligadas a la mala calidad del aire.

Los más afectados por los riesgos ambientales son los niños menores de cinco años, principalmente por infecciones de las vías respiratorias inferiores y enfermedades diarreicas, y los adultos de 50 a 75 años, por enfermedades no transmisibles. Por países, China y la India son los más afectados, con una estimación de más de más de 2,9 millones de muertes anuales cada uno, aunque 600.000 del segundo caso son atribuidas a enfermedades infecciosas o parasitarias. A España se le calculan unos 43.000 fallecimientos por causas ambientales, por debajo de la media mundial per cápita. La segunda edición del informe Prevención de enfermedades a través de entornos saludables actualiza la edición inicial e incluye datos de hasta el año 2012.

La OMS indica que los factores de riesgo ambientales contribuyen a más de 100 enfermedades o traumatismos, y que cada año podría evitarse la muerte de 1,7 millones de niños menores de cinco años y de 4,9 millones de adultos de entre 50 y 75 años con una mejor gestión del medioambiente.

REDUCCIÓN DE LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS

En la última década se han reducido las muertes debidas a enfermedades infecciosas como la diarrea y la malaria, con frecuencia vinculadas a deficiencias en el suministro de agua, el saneamiento y la gestión de los desechos. Según la OMS, a esa reducción ha contribuido en gran medida la mejora del acceso al agua potable y el saneamiento, así como a la inmunización, a mosquiteras tratados con insecticidas y a medicamentos esenciales. Aun así, en Sierra Leona o Chad aún se superan los 200 casos por 100.000 fallecimientos.

El informe indica que en Asia sudoriental (3,8 millones de muertes) y el Pacífico occidental (3,5 millones) se dio la mayor carga de morbilidad vinculada al medioambiente en el 2012, con la mayoría de fallecimientos atribuibles a la contaminación del aire, tanto en espacios interiores (por ejemplo, cocinar con carbón en ambientes cerrados) como en el exterior (contaminación industrial o de los coches). A estas regiones les siguen África (2,2 millones), Europa (1,4 millones), el Mediterráneo oriental (854.000) y América (847.000).

La mayor carga de morbilidad por razones ambientales recae sobre los países de ingresos bajos y medianos si se tienen en cuenta todos los tipos de enfermedades y lesiones, pero la carga de morbilidad per cápita puede ser también relativamente alta en algunas naciones de ingresos altos en el caso de determinadas enfermedades no transmisibles (como las enfermedades cardiovasculares y los cánceres), insiste la OMS.

El informe analiza más de 100 categorías de enfermedades y traumatismos, y señala que la gran mayoría de decesos vinculados al medioambiente se debe a enfermedades cardiovasculares, como los cerebrovasculares (2,5 millones) y la cardiopatía isquémica (2,3 millones), seguidos de los traumatismos involuntarios, como los accidentes de tráfico (1,7 millones); los cánceres (1,7 millones); las enfermedades respiratorias crónicas (1,4 millones), las enfermedades diarreicas (846.000), las infecciones respiratorias (567.000), las afecciones neonatales (270.000), la malaria (259.000) y las lesiones intencionadas, como los suicidios (246.000).

"Un ambiente sano es la base de la salud en la población", señala Margaret Chan, directora general de la OMS, quien añade: "Si los países no adoptan medidas para que los ambientes en los que se vive y se trabaja sean sanos, millones de personas seguirán enfermando y muriendo prematuramente".

TEMAS

El asturiano confía plenamente en un Rafinha que cada vez se siente más importante y si no juega más es porque 'Lucho' no lo quiere cargar de partidos por sus precedentes con las lesiones; pero cuando lo necesita de verdad, ahí está

El Gulfstream G200 de Cristiano Ronaldo, valorado en 19 millones de euros, sufrió un accidente el pasado lunes por la noche en el Aeropuerto de El Prat (Barcelona)