El Periódico

Sobrecogedoras imágenes del rescate de la calle en Nigeria de un niño de dos años acusado de ser un brujo

La oenegé fundada por una activista danesa salva a pequeños abandonados por sus familias a causa de la supersticiones

Sobrecogedoras imágenes del rescate de la calle en Nigeria de un niño de dos años acusado de ser un brujo

@ Anja Ringgren Lovén

Una activista danesa da de beber a un niño de dos años en Nigeria que había sido abandonado en la calle por su familia acusado de brujo.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Martes, 16 de febrero del 2016 - 17:32 CET

Hace tres años, la danesa Anja Ringgren Lovén puso en marcha en Nigeria la oenegé African Children’s Aid Education and Development Foundation. Su objetivo, rescatar a los niños brujo, pequeños, algunos apenas bebés, que son abandonados en la calle por sus familias pues están convencidos de que esas criaturas son brujos.

Su acción, no obstante, ha alcanzado notoriedad mundial esta semana después de que Ringgren Lovén colgara en la página de Facebook las sobrecogedoras imágenes del rescate de un niño de apenas dos años que ella localizó en la calle, desnudo, desnutrido y deshidratado.

Las fotos muestran como la activista primero le da de beber de una botella de agua, para acto seguido envolver al bebé en una manta y llevárselo a la sede de su oenegé.

Allí, lavaron, visitieron y alimentaron al pequeño, al que examinó un médico. El crío fue bautizado como Hope (Esperanza, en inglés). A los pocos días, su estado había mejorado sensiblemente. Las fotos muestran al pequeño, aún con heridas en la piel, pero sonriente.

Una oenegé danesa salva en Nigeria a un pequeño de dos años que llevaba meses abandonado en las calles

En su cuenta de Facebook, esta activista señala: “Os he ahorrado muchas de las experiencias que he vivido con estos rescates. Miles de niños son acusados de ser brujos y sufren todo tipo de abusos. Hemos visto niños abusados, torturados y aterrorizados”.

“Estas fotos muestran por lo que yo lucho. Porque lo he vendido todo y por qué me he trasladado a un territorio desconocido”, ha explicado.

Muchos de estos niños son abandonados en las calles a muy corta edad por sus propias familias que, presas de las superstición, consideran que son seres embrujados que han de estar fuera de sus casas. En la calle, muchos mueren de hambre y sed y otros son víctimas de todo tipo de abusos.

TEMAS

Luis Enrique asegura que cuenta con la mejor plantilla de sus tres años en el Barça... y también es la más cara

El técnico puso en duda el compromiso del delantero, al que dejó en la grada en Ipurua