El Periódico

CRISIS MIGRATORIA EN EUROPA

La OTAN envía barcos al Egeo para colaborar en el control de los refugiados

España ha ofrecido dos buques a la segunda agrupación marítima que se desplazará de inmediato a la zona

Los mandos militares se reunirán con representantes de la Unión Europea y la agencia Frontex para estudiar las necesidades

La OTAN envía barcos al Egeo para colaborar en el control de los refugiados

AP / IHH

Niños sirios juegan en un campamento temporal para refugiados.

Silvia Martínez Silvia Martínez BRUSELAS

Jueves, 11 de febrero del 2016 - 11:33 CET

La cancillera alemana, Angela Merkel, y el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, lanzaron por sorpresa la petición de ayuda el pasado lunes. Y pese a las dudas iniciales de aliados como Estados Unidos o España, han bastado apenas tres días para que los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica se convenzan de la necesidad de implicarse y ayudar en la gestión de los flujos migratorios en el mar Egeo. La OTAN, según el acuerdo anunciado este jueves, cooperará por primera vez en el control de los flujos migratorios en el Mediterráneo y en la lucha contra el tráfico de inmigrantes y lo hará además de forma inmediata.

Según ha anunciado su secretario general, Jens Stoltenberg, al término de la reunión ministerial de Defensa de dos días celebrada en Bruselas, la segunda agrupación naval permanente de la OTAN ya desplegada en la región será enviada “sin demora” al mar Egeo. Su cometido: realizar el reconocimiento, control y vigilancia de los cruces ilegales que intentan llegar a Grecia y Europa a través de los escasos kilómetros que separan el territorio turco de las islas griegas, en cooperación con las autoridades relevantes, y bajo el mando del comandante supremo aliado para Europa, el general estadounidense Phil Breedlove.

De momento, el novedoso dispositivo contará con las tres embarcaciones que ya integran este grupo -procedentes de Alemania, Canadá y Turquía-. El Gobierno español ofreció ayer una fragata y un buque de aprovisionamiento. Stoltenberg confía en que en breve se podrían sumar otros países aliados que han mostrado interés por participar en la misión, como es el caso de Dinamarca, que enviará un buque en septiembre. Según fuentes militares alemanas, lo ideal, no obstante, sería contar con un operativo de entre cinco y siete navíos.

ELOGIADA POR EEUU

A la petición hecha pública el pasado lunes por Ankara y Berlín se sumaba a última hora la delegación griega. Una alianza elogiada por el secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, y destacada por el secretario general Stoltenberg. “Hemos acordado que la OTAN dará su apoyo para asistir en la crisis de refugiados e inmigrantes. Se basa en una petición de Alemania, Grecia y Turquía” y “el objetivo es participar en los esfuerzos internacionales para frenar el tráfico ilegal y la inmigración ilegal en el Egeo”, anunciaba el noruego sobre la peor crisis que vive Europa desde la segunda guerra mundial, recalcando que el pacto incluye que las fuerzas armadas de Turquía y Grecia actuarán cada una en su territorio y que no operarán en las aguas territoriales del otro.

La siguiente fase ahora corresponderá a los mandos militares que serán quienes tendrán que definir y acordar los detalles técnicos de una operación que se pondrá en marcha en cooperación con los responsables de la agencia europea para el control de las fronteras exteriores (Frontex) que ya trabajan en la zona y los guardacostas de los dos países afectados. “No se trata de detener o hacer retroceder los botes de refugiados. La OTAN contribuirá con información crítica y vigilancia a ayudar a combatir el tráfico de seres humanos y redes criminales”, añadía el dirigente aliado. Con ese objetivo en mente ahora será el comité militar el que tendrá que definir posibles actuaciones a las que se suma un refuerzo de la vigilancia y el intercambio de inteligencia en la frontera turco-siria.

TAREAS EN IRAK Y SIRIA

Además de a la petición de Ankara, Berlín y Atenas, la OTAN también ha respondido positivamente a la solicitud de Estados Unidos de desplegar aviones de vigilancia AWACS de la OTAN en el marco de la lucha contra el Estado Islámico. El objetivo es aumentar la capacidad de vigilancia de forma que Estados Unidos pueda liberar sus aparatos para otras tareas de inteligencia en Irak y Siria. “La decisión aumentará la capacidad de la coalición de destruir al ISIL”, declaraba Stoltenberg.

Más de 45.000 personas han confirmado su asistencia a la movilización para evitar que su capitán deje la selección

Claudio Bravo, uno de los protagonistas de la final de la Copa América, no se creía el adiós de Messi