El Periódico

Crisis en el país heleno / ENTREVISTA CON EL PERIODISTA

Kostas Vaxevanis: "En Grecia se ha formado un Estado clientelar"

El reportero griego que denunció la evasión fiscal relata su peripecia

ANDRÉS MOURENZA / Atenas

Sábado, 3 de noviembre del 2012

Kostas Vaxevanis, durante la entrevista con EL PERIÓDICO, ayer.

Kostas Vaxevanis se ha convertido en el periodista griego más famoso del mundo en pocos días. Primero, por la publicación de la 'lista Lagarde', una relación de titulares de cuentas bancarias en una sede del banco HSBC de Suiza, que durante dos años en posesión de las autoridades griegas jamás fue investigada pese a las sospechas de que pueda tratarse de evasores fiscales. Después, por su detención y enjuiciamiento por dicha revelación. El jueves fue declarado inocente tras 11 horas de juicio. Este viernes, a las pocas horas de ser absuelto, recibió a EL PERIÓDICO.

-¿Cómo se encuentra tras ser absuelto?-Lógicamente me siento satisfecho. Hay que tener en cuenta que ayer no me juzgaban a mí sino a la libertad de prensa. Estaba claro que querían satisfacer a alguien, porque ha sido la propia fiscalía la que me ha llevado a juicio [ninguna de las personas mentadas en la lista ha demandado a Vaxevanis].

-En los últimos días, otros periodistas han sido detenidos o relevados por tratar temas delicados...-La sociedad griega está gobernada por una élite de políticos, empresarios y periodistas. Los políticos y los empresarios violan la ley y a continuación crean otras leyes para no ser perseguidos. Normalmente estos empresarios suelen ser propietarios de medios de comunicación y esto ha creado una situación en la que el periodismo ha perdido su papel.

-Pero a usted le dejan seguir trabajando en la televisión pública...-Hace dos años que mi programa 'La caja de Pandora' se emite en la televisión pública y nos presionan continuamente. Cuando preparábamos el programa especial sobre Vatopedi [un caso de corrupción urbanística en el que están involucrados la Iglesia y varios ministros] nos amenazaron con no emitirlo. Nosotros respondimos que, si lo hacían, haríamos públicas las amenazas.

-¿Cómo está afectando la crisis a la libertad de prensa?-La situación está empeorando, porque los periodistas están cerrando la boca para no perder su trabajo. Hace unos meses, la agencia Reuters y nosotros sacamos a la luz un escándalo de corrupción del Banco Piraeus y los medios griegos desmintieron el caso sin haber publicado siquiera la noticia. Los banqueros se habían tragado el dinero y ahora estamos rescatando a ese banco con dinero público. Y en los periódicos, donde tendría que haber aparecido esta información, había publicidad del banco.

-¿Cómo se hicieron con la 'lista Lagarde'?

-Recibimos un sobre y una nota que decía: "Esta es la lista real; algunos la están utilizando para llevar a cabo chantajes políticos y económicos. Confiamos en vosotros".

-¿Cómo se aseguraron de que era la lista verdadera?-No recibimos una lista, sino 2.059 fichas bancarias que incluían nombres, direcciones y movimientos bancarios. Encontramos una persona de confianza del HSBC que nos confirmó que esas fichas eran las que utiliza el banco. Luego nos pusimos en contacto con las personas que, por su trabajo, no tenían razón para esconder que tenían cuentas en Suiza y les pedimos que nos confirmasen si esa información era real. Además, cuando ves que un médico que trabaja en un hospital público y tiene tres millones de euros en su cuenta o que una persona identificada como ama de casa ha hecho transacciones por valor de cinco millones de euros y su cuenta está asociada a otras cinco personas y a tres empresas con sede en paraísos fiscales, está claro que, por debajo, se esconden otros personajes. Y la última confirmación ha sido la reacción cuando hemos publicado la lista.

-¿Por qué cree que no se ha investigado la lista, cuando en ella aparecen pocos cargos políticos?-No sabemos si hay políticos o no. En las fichas [Vaxevanis muestra una de ellas a este corresponsal] aparece el nombre del titular y los de otras personas o empresas asociadas a la cuenta, pero a veces aparece una serie de números. Ese número puede ser un político o una empresa en un paraíso fiscal.

-¿Hasta dónde llega la corrupción en Grecia?-Es inmensa. En Grecia tenemos un sistema político totalmente corrupto, que solo funciona para satisfacer sus propios intereses. Se ha formado un estado clientelar en el que si una persona quiere trabajar en el sector público, tiene que pertenecer a un determinado partido político. Quieren perpetuar este sistema y por eso meten miedo a la gente. Cuando uno tiene miedo, se le olvida que esa persona que habla, el político, es el que te ha llevado a esta situación. Y además, cuando tienes miedo, esa persona puede presionarte de tal manera que te llegue a convencer de que en realidad solo ha venido para salvarte.

-¿Por qué no se investigan los casos de corrupción?-La mayoría de las veces no llegan a los tribunales y muchos prescriben. Crean miles de leyes que son ventanas para que alguno se pueda escapar. Hace algunos años, cuando unos 400 ricos y famosos de Salónica falsificaron los títulos universitarios de sus hijos, [el ex ministro de Finanzas y actual líder socialista] Evangelos Venizelos cambió cinco palabras de una ley y estas personas no fueron juzgadas. Esto se hace todos los días.

-Tras desvelar tantos trapos sucios, muchos le deben de tener ganas...-El día que sacamos un número de Hot Doc dedicado a los escándalos de los bancos, algunos blogs publicaron papeles falsos en los que se aseguraba que a mí me pagaban agencias de espionaje. Los demandé pero la justicia hizo oídos sordos. Hará un mes, cinco personas entraron en mi casa para matarme. La policía mantuvo que era un intento de robo y no lo quiso investigar. Yo no creo que vayan a pagar a alguien para que me mate en medio de la calle y se monte un escándalo, sino que van a intentar que parezca un robo o un accidente.

-¿Tiene miedo?-Solo los imbéciles no se asustan. Es el riesgo de esta profesión. Como ser humano tengo miedo, pero antes era corresponsal de guerra y peor que eso...

El brasileño marcó un tanto monumental que ha dado la vuelta al mundo