El Periódico

alerta social

La India obliga a Google, Yahoo y Microsoft a suprimir publicidad de servicios para determinar el sexo de bebés

El Gobierno quiere evitar el aborto selectivo de niñas que desequilibra la pirámide de población

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Jueves, 29 de enero del 2015 - 15:30 CET

Un grupo de niñas de un orfanato de Nueva Deli.

La Suprema Corte de la India ha ordenado a las firmas tecnológicas Google, Yahoo! y Microsoft que eliminen la publicidad de laboratorios que promocionen las pruebas para determinar el sexo de los fetos. Tampoco podrán mostrar resultados sobre este tema en sus motores de búsqueda. El motivo de una decisión tan drástica es que los resultados obtenidos suelen conducir al aborto clandestino en caso de que el sexo del feto sea femenino, práctica ilegal en la India desde 1994. El aborto ha llevado a una relación desigual de género en el país, con mayor número de hombres que de mujeres, como avanzaba, por ejemplo la novela 'El primer siglo después de Béatrice', de Amin Maalouf, con un hemisferio sur radicalizado por la falta de mujeres.

Google y Microsoft han alegado que el contenido no viola ninguna ley de la India, por lo que han instado a que la corte reescriba una sentencia más detallada dentro de unas semanas, informa la BBC.

ABORTO SELECTIVO

Si bien en la India el aborto es legal en las primeras 12 semanas del embarazo, las pruebas para determinar el sexo del feto pueden realizarse a partir de la semana 14, de modo que el aborto selectivo queda excluido de este margen. Se estima que en 1961, por cada mil niños menores de siete años había 976 niñas, mientras que en el 2011 esta proporción disminuyó hasta 914 niñas por cada mil niños. Activistas indios estiman que en la primera década del siglo XXI, ocho millones de fetos femeninos fueron objeto de abortos. Una de las razones del aborto selectivo en la India es que las niñas deben aportar una dote al matrimonio, pero existen elementos culturales profundos que consideran a las niñas como inferiores a los niños. También las niñas pequeñas sufren más abandonos, se las lleva menos al médico y, si hay escasez, se las atiende peor que a sus hermanos varones.

La India no es el único país con este problema. Según el World Factbook de la CIA, China tiene unas tasas aún peores, con 903 recién nacidas por cada 1.000 recién nacidos. En los últimos años, el Gobierno indio ha intentado varias medidas para evitar estos abortos selectivos, como prohibir los ecógrafos portátiles para que los padres no puedan saber el sexo del futuro bebé e incluso restringir las ecografías durante el seguimiento del parto a los casos en que médicamente sean indispensables.

El argentino admite a Estadio Deportivo que no hay nada decidido

Defendido por Luis Enrique con contundencia, la directiva del Barça mueve sus hilos para que Arda Turan abandone el club este verano