El Periódico

Venta entradas Los Secretos cabecera

VIGILANCIA EN EL REINO ALAUÍ

Imanes motorizados contra el islam radical

El Gobierno de Marruecos ha dotado de motos a los religiosos del sur del país para acceder a zonas rurales y vigilar las plegarias en las mezquitas más aisladas

Imanes motorizados contra el islam radical

REUTERS / ANDREA COMAS

Una mezquita rural de Marruecos.

Beatriz Mesa Beatriz Mesa RABAT

Jueves, 10 de marzo del 2016 - 17:29 CET

Un gesto más en la lucha contra el extremismo religioso en Marruecos. Las autoridades han puesto a disposición de formadores de imanes decenas de motocicletas para acceder a pueblos remotos del sur del país magrebí y vigilar así el contenido islámico dentro de las mezquitas. Se trata de preservar el islam moderado suní de la escuela malikí que practica el rey Mohamed VI, en quien reside el peso de la religión en Marruecos.

Como Amir al-muminin o Rey de los Creyentes -así se define aludiendo al estatus de jefe religioso-, el monarca tiene la obligación de proteger la moderación de la religión islámica a través de los 1.500 imanes de los que dispone el sistema, pero que no dejan de ser insuficientes para las 50.000 mezquitas levantadas en todo el país.

“Es importante conocer qué se está enseñando en esas poblaciones montañosas y, por ello, hemos enviado a personas, altamente cualificadas, para formar a los imanes con el fin de que se ajusten a la visión del islam suní y de los valores que preconizamos”, han manifestado a EL PERIÓDICO fuentes del Ministerio de Caridad y de Asuntos Islámicos.

AHUYENTAR FANTASMAS

La 'motorización' de los formadores es una iniciativa más del Gobierno que, por orden del monarca alauí, tiene como misión llevar a cabo operaciones que contribuyan a ahuyentar los fantasmas del radicalismo religioso que se dejan ver por las redes sociales o que, incluso, aparecen durante los sermones de algún imán que alude, por ejemplo, a la yihad sin profundizar en su verdadero significado.

El rey Mohamed VI lanzó una fatua tras los atentados de París para rechazar la violencia del Estado Islámico

“El yihad real es aquel que lucha contra los egos y la vanidad de los musulmanes” -aclara el Ministerio de Caridad- “y eso tiene que enseñarse”. De hecho, al día siguiente de los atentados yihadistas de París, el pasado mes de noviembre, el rey Mohamed VI lanzó una inédita fatua (edicto) para corregir la noción del yihad y rechazar la violencia y el terrorismo de grupos criminales como el Estado Islámico.

“Nos hemos encontrado con el caso de algún religioso que desconoce la interpretación de los textos y puede llevar a los fieles hacia la confusión de manera inconsciente”, han asegurado a este diario fuentes del Ministerio del Interior.

MALAS INTERPRETACIONES

Marruecos, desde los atentados de Casablanca en el 2003, se esfuerza por evitar las malas interpretaciones del Corán, así como la manipulación por parte de redes proselitistas en favor del pensamiento wahabí, una visión rigorista del islam y responsable de someter al pueblo musulmán al binomio haram (pecado) y halal (permitido).

Tal es el compromiso del país magrebí que una escuela para la formación de imanes y ulemas del Magreb y el Sahel sirve como centro de prevención y vacunación para evitar los radicalismos.

TEMAS

Tuve la oportunidad de ver in situ el trabajo de Juan Carlos Unzué en el Numancia y su entrega a la profesión es máxima.