El Periódico

DIRECTO Sigue al minuto todos los actos previstos en el Día de la Constitución

Ejecutado un preso de 72 años en el Estado de Georgia

Brandon Astor Jones llevaba 37 años en el corredor de la muerte

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Miércoles, 3 de febrero del 2016 - 11:09 CET

Brandon Astor Jones.

Un hombre de 72 años, que había sido condenado por el asesinato del gerente de una gasolinera durante un robo cometido en 1979, ha sido ejecutado de madrugada en Georgia.

Brandon Astor Jones, que era el preso de mayor edad del corredor de la muerte de ese Estado y que llevaba ahí 37 años, ha sido declarado muerto esta madrugada después de recibir una inyección letal en la prisión estatal de Jackson (Georgia). La que se convirtió en la quinta ejecución del año en Estados Unidos se retrasó más de seis horas hasta que fueron rechazadas todas las apelaciones presentadas por los abogados de Jones a la Corte de Apelación estadounidense, y se convirtió en la primera de las dos ejecuciones planificadas por el estado de Georgia para este mes de febrero. La ejecución, que estaba prevista para las 19.00 hora local (23.00 GMT) del martes, terminó postergándose hasta las 00.46 (4.46 GMT) del miércoles.

La Corte Suprema de Georgia y la Junta de Indultos rechazaron las peticiones de sus abogados de conmutar su condena y Jones fue ejecutado tras aceptar una plegaria final y pronunciar su último argumento. El preso, que fue el segundo hombre ejecutado por el asesinato de Roger Tackett, se ha convertido esta madrugada en el preso de mayor edad ejecutado hasta el momento en el Estado de Georgia.

CONDENA POR ASESINATO

Jones fue detenido en 1979 en la gasolinera en la que cometió el robo y asesinato junto con Van Roosevelt Solomon, su jefe en una empresa de pinturas, después de que un oficial de policía oyera cuatro disparos. Jones, que después de la detención avisó al policía de que había un hombre herido en la trastienda, ha sido ejecutado décadas después que su compañero Solomon, también condenado a muerte por asesinato, que fue ejecutado en 1985 mientras Jones seguía apelando su sentencia. Brandon Astor Jones finalmente fue condenado de nuevo en 1997 por orden de un juez federal.

Desde que la Corte Suprema de Estados Unidos restableciera la pena capital en 1973, han sido ejecutados 60 hombres y una mujer en Georgia y Jones fue el número 38 en morir por inyección letal.