El Periódico

Entradas MOUSTACHE

La defensa denuncia un "linchamiento político" al arrancar el juicio 'in absentia' contra la bestia negra de Erdogan

Los encausados, que denunciaron la corrupción en el entorno de Erdogan, pueden ser castigados a penas de entre 7 y 330 años de reclusión

La defensa denuncia un "linchamiento político" al arrancar el juicio 'in absentia' contra la bestia negra de Erdogan

AP / SELAHATTIN SEVI

Fethullah Gulen, clérigo turco y bestia negra de Recep Tayyip Erdogan, en su casa de Pensilvania.

EL PERIÓDICO / ESTAMBUL

Miércoles, 6 de enero del 2016 - 20:20 CET

El proceso judicial al imán turco Fethullah Gülen, antiguo aliado del presidente Recep Tayyip Erdogan convertido en su bestia negra, ha arrancado este miércoles en Estambul en ausencia del encausado, aunque bajo una oleada de críticas de la defensa que denuncia un "linchamiento político".

Retirado desde hace 15 años en EEUU, Gülen, de 74 años, se ha esforzado en intentar derrocar al Gobierno islamoconservador de Erdogan hace dos años difundiendo acusaciones de corrupción bien documentadas. Al acabar su investigación, la fiscalía de Estambul reclamó contra el predicador la más severa pena posible: la de cadena perpetua.

En ausencia de Gülen, el exjefe de la policía de Estambul, Yakub Saigili, y su adjunto encargado de los asuntos criminales, Kazim Aksoyconstituyen, se sientan en el banquillo de los acusados, en medio de otros 60 policías.

IMPORTANTES PENAS DE PRISIÓN

Todos corren el riesgo de ser condenados a penas de prision que oscilan entre los 7 y los 330 años de reclusión por haber pilotado o participado en la investigación que puso en entredicho a varios ministros y personajes próximos a Erdogan, incluyendo a su propio hijo Bilal.

Desde el primer momento de la vista oral, los abogados defensores se han esforzado en desmontar el pliego de acusaciones contra sus clientes. "No existe ninguna prueba concreta de que mi cliente haya participado en actividad ilegal alguna", ha subrayado Nurullah Albayrak, abogado de Fehtullah. "Se trata de un linchamiento judicial", se ha indignado Murat Erdogan, en nombre de dos exresponsables policiales.

El delantero del Real Madrid solo ha pagado 5,6 millones por esta cantidad evadida a Hacienda